Un investigador del Equipo Local Antiextorsiones (ELA) de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Vicente fue ultimado por supuestos pandilleros el miércoles anterior por la noche en su vivienda, situada en la colonia San Antonio de esa cabecera departamental.

El fallecido se llamaba Rolando Ernesto Ruiz, de 33 años, quien se convierte en el tercer agente policial asesinado en menos de dos meses en ese departamento, pero en horas no laborales.

Según informes de la jefatura de operaciones de la Policía de San Vicente, el crimen ocurrió a las 7:50 de la noche, cuando el investigador se encontraba sentado dentro de un negocio de venta de panes y tortas que funciona en su casa de habitación.

El portón de la vivienda estaba abierto y el homicida entró y le disparó varias veces.

De acuerdo con la Policía, el cadáver tenía unos 16 disparos, la mayoría en la cabeza. En la escena se encontraron vainillas de pistola calibre 9 milímetros.

Se informó que el investigador había sido amenazado de muerte en varias ocasiones debido al trabajo en contra de las bandas de extorsionistas de San Vicente que el ELA ha realizado durante este año y que ha derivado en numerosas detenciones.

Rolando Ernesto Ruiz tenía 13 años de pertenecer a la Policía y deja en la orfandad a un niño de cinco años.

Dos detenidos

Los pandilleros José Emilio Moreno Urbina, de 21 años, y Alcides Antonio Barahona, de 22, fueron aprehendidos horas después del crimen por su presunta participación en el hecho.

Los arrestos ocurrieron a la medianoche en la colonia Divina Providencia de San Vicente.

Autoridades de la Policía aseguran tener certeza de que los dos están implicados en el homicidio del agente.

Según fuentes de la PNC, Moreno está involucrado en al menos otros dos casos de homicidio.

En las próximas horas, la Fiscalía General de la República (FGR) presentará la acusación formal en un tribunal de San Vicente, se informó.