Pobladores de Nueva Esparta, en La Unión, también se quejan por el incremento excesivo en sus recibos del agua potable.

Según los afectados, hasta hace un mes toda la comunidad tenía una cuota fija mensual asignada de $7.59 por un servicio de agua potable de dos horas al día.

La sorpresa fue mayúscula cuando el nuevo recibo, correspondiente a noviembre, llegó.

Ahora, la mayoría deberá pagar entre $15.79 y hasta $60, a pesar de que el servicio continúa tan deficiente como antes, es decir, que el agua se raciona para cubrir todos los barrios y colonias del casco urbano, comentaron.

Debido a esto, alrededor de 80 personas afectadas llegaron el miércoles a la alcaldía municipal para solicitarle al edil de Nueva Esparta, Luis Roberto Alvarenga, que interceda por ellos ante las autoridades de ANDA.

Al jefe edilicio no le quedó más remedio que hacer una solicitud, donde le pide a las autoridades de ANDA que hagan una auditoría y expliquen las razones del aumento desmedido de las cuotas.

En las oficinas regionales de ANDA, en el cantón el Jalacatal de San Miguel, aseguraron que el gerente de oriente, Neftalí Cañas, se encontraba en un seminario en Guatemala, por lo que no pudo recibir al alcalde cuando este llegó a entregar la carta con la solicitud de los pobladores.