El Juzgado Décimo Primero de Paz de San Salvador inició ayer la audiencia inicial para procesar a 24 pandilleros acusados de los delitos de homicidio y asociaciones ilícitas.

El representante de la Fiscalía General de la República, que evitó dar su nombre por razones de seguridad, asegura que tienen los suficientes elementos de juicio para comprobar que los acusados participaron en al menos ocho homicidios cometidos en la zona de San Marcos durante 2004.

“Son 24 pandilleros los que están vinculados en estos homicidios, tenemos información de que todos participaron”, explicó la parte fiscal que también determinó que se conoce que los acusados pertenecen a una pandilla que opera en las colonias El Milagro, San Rafael y El Tránsito I, II y III, todas del municipio de San Marcos.

El fiscal del caso informó que 11 de los acusados ya guardan prisión en distintos centros penales del país por lo que solo serán “intimados”.

“Guardan prisión por cargos de extorsión”, explicó. “Nueve de ellos fueron detenidos con orden administrativa el pasado fin de semana y cuatro están ausentes porque no fueron capturados”, agregó el fiscal.

Los acusados no fueron llevados ayer al Centro Judicial Isidro Menéndez, de esta capital, donde el juez decidió iniciar la audiencia en ausencia de los acusados, pero en presencia de los fiscales del caso y de sus defensores.

Otros delitos

El Juzgado Décimo Tercero de Paz de San Salvador recibió ayer aproximadamente a 20 detenidos por las autoridades policiales.

Las acusaciones contra los detenidos presentados a este tribunal incluyen el de robo, hurto y desórdenes callejeros, entre otros delitos.

La División de Tránsito de la Policía Nacional Civil también tenía dispuesta presentar a dos acusados por conducción temeraria en distintas zonas de San Salvador.

Ayer, la Policía Nacional Civil lanzó una campaña de prevención de accidentes de tránsito durante esta temporada de vacaciones.

El llamado sigue siendo a los conductores que deciden consumir bebidas alcohólicas a nombrar un conductor designado para evitar el riesgo de un accidente más en carretera.