Siete empleados del Banco Azteca fueron detenidos por orden de la Fiscalía General de la República tras varios meses de investigación que dieron como resultado la responsabilidad de los imputados en el delito de administración fraudulenta y falsedad material en perjuicio de la Importadora Elektra S. A.

Según el informe policial, los implicados llenaban los requisitos establecidos por la empresa con información fraudulenta, durante el proceso para el otorgamiento de créditos para la compra de electrodomésticos, lo que garantizaba el otorgamiento de los préstamos, a pesar de la imposibilidad de pago.

La Policía cree que la líder de la banda de estafadores es Martha Concepción Soledad García Berríos.

Durante la presentación de los detenidos en la Policía, ante los medios de comunicación, los otros detenidos por el mismo delito le recriminaban a la mujer y le pedían que aceptara que ella era la única responsable. García Berríos lo aceptó.

Según la Policía, los implicados habrían realizado un desfalco a las referidas empresas de $36,157.71. Los investigadores le decomisaron a García Berríos una computadora en la cual señalan tiene la información relacionada con la documentación de créditos.

Los otros sospechosos fueron identificados como Clara Marcela Flamenco de Mendoza, Verónica Yaneth Tejada Platero y Mirna Elena Rodríguez Mejía.

Así también fueron capturados Hernán Backet García Guzmán, Jaime Roberto Melgar Mejía y Douglas Oswaldo González Palma. La Policía señala que aún están pendientes otras capturas.