Simulaban ser parte de un retén en la carretera que de Santa Ana conduce a Sonsonate. Su principal objetivo eran vehículos que llevaban mercadería. Detenían a los conductores y, aprovechando que portaban uniformes de la Policía Nacional Civil (PNC), les pedían sus documentos y después les despojaban de todo el producto.

Son tres agentes activos de la corporación policial que, junto a otros siete presuntos integrantes de una banda, fueron detenidos ayer por la División de Investigación Criminal (DIC) de la Policía. Los tres policías están acusados de robo agravado y agrupaciones ilícitas.

Los agentes fueron identificados como José Vicente Saravia Medina, de 28 años; Kelvin Adalberto Duarte, de 27; y Jorge René Alvarenga, de 30. Saravia y Alvarenga acumulaban antecedentes disciplinarios dentro de la corporación policial.

Según el jefe de la DIC, Howard Cotto, la función de los agentes era proporcionar información y uniformes al resto de la banda y adiestrarlos para que actuaran y se movilizaran como agentes policiales.

Los 10 supuestos integrantes de esa estructura delincuencial aprovechaban que portaban los uniformes policiales para cometer los robos en Santa Ana y Sonsonate, aunque la Policía también detectó un modo de operar similar en La Libertad y San Salvador.

De acuerdo con la Policía, cuando los detenidos determinaban que los furgones portaban personal de seguridad les solicitaban los permisos de sus armas y los despojaban de estas. Después del desarme, les manifestaban que se trataba de un asalto.

La investigación policial determinó que esta banda robaba principalmente producto farmacéutico y también mercadería varia. El monto de lo robado asciende a $97,303.6. La fecha en que se habrían cometido esos robos fue en agosto de este año.

“Sus principales objetivos eran los furgones con mercadería que proviene de las aduanas terrestres de occidente con énfasis en La Hachadura y la del puerto de Acajutla”, informó Cotto.

A las 10 personas detenidas les decomisaron esposas de plástico, dinero en efectivo, un pick up Tacoma, un arma de fuego 9 mm, munición para escopeta, gorros navarone, sombreros y chalecos policiales.

Cotto pidió a la ciudadanía en general denunciar al 2529-0400 si ha sido víctima de esta estructura.

“El objetivo de mostrar a estos tres malos policías es para que la ciudadanía denuncie otros hechos. Esto refleja el compromiso de sanear la institución”, aseveró el jefe policial.