Autor material. Luis Roberto Vásquez fue condenado a 30 años de prisión por ser quien mató con arma de fuego al periodista Christian Poveda en septiembre de 2009.

30
años fue la pena máxima para dos pandilleros en juicio de ayer.
Condena por homicidio
Estos son los 11 condenados por el crimen del periodista Christian Poveda, ocurrido en septiembre de 2009.
1. José Alejandro Melara, 30 años de prisión en Izalco.
2. Luis Roberto Vásquez, 30 años de prisión en Izalco.
3. Keyri Álvarez, 20 años de prisión en Sensuntepeque.
4. Javier Fuentes, cuatro años de prisión Cojutepeque.
5. Daniel Flores, cuatro años de prisión en Zacatecoluca.
6. Juan Jiménez, cuatro años de prisión en Mariona.
7. José Aranzamendi, cuatro años de prisión en Mariona.
8. Orlando Rivera, cuatro años de prisión Cojutepeque.
9. Carlos Peraza, cuatro años de prisión Cojutepeque.
10. Salvador Peraza, cuatro años de prisión Cojutepeque.
11. Napoleón Espinoza, cuatro años de prisión en Metapán.

Los pandilleros José Alejandro Melara, Luis Roberto Vásquez y Keyri Geraldina Álvarez, jefes de un grupo de pandilla al que el periodista Christian Poveda tuvo acceso para conocer de primera mano su cotidianidad y filmarla para un documental, resultaron ayer culpables de su asesinato.

El juez Cruz Vásquez condenó a José Alejandro Melara a 30 años de prisión por ser el autor intelectual del crimen de Poveda. Luis Roberto Vásquez recibió igual condena por ser el autor material. Y Keyri Geraldina Álvarez tendrá que purgar 20 años en la cárcel por ser cómplice en el homicidio.

El juez dijo que una de las pruebas más fuertes en contra de los acusados fue el testimonio del testigo protegido Mayerli, ya que este pudo dar crédito de la relación de Poveda con la pandilla, detalles del trabajo del periodista con los pandilleros, así como los problemas que llegó a tener Poveda con algunos de ellos. Justamente estos problemas, según los testimonios de Mayerli, fueron los que llevaron a Melara, como jefe de la pandilla, a planear el crimen, a Vásquez a ejecutarlo, y a Álvarez a brindar apoyo durante el homicidio, lo que la volvió cómplice.

Otras pruebas como huellas de zapatos encontradas en la escena del crimen que coincidieron con las suelas de unos zapatos de Vásquez también llevaron al juez a declarar culpabilidad.

Con ellos además resultaron condenados los pandilleros Javier Amílcar Fuentes Vásquez, Daniel Cabrera Flores, Juan Anastacio Jiménez, José Mateo Aranzamendi Hernández, Cruz Orlando Rivera Ramos, Carlos Antonio Peraza Valiente y Salvador Rolando Peraza Guzmán. Ellos son culpables por agrupaciones ilícitas. El juez Vásquez, especializado de Sentencia de San Salvador, los condenó a cuatro años de cárcel.

El policía involucrado en este crimen: Juan Napoleón Espinoza Pérez, quien cooperaba con la pandilla al proveerles armas e información policial para que los pandilleros evadieran la justicia en varias ocasiones, fue condenado a cuatro años por el delito de agrupaciones ilícitas.

Melara y Vásquez cumplirán su pena en la cárcel de Izalco, Álvarez en Sensuntepeque. Los otros siete pandilleros pasarán en los penales de Cojutepeque, Zacatecoluca y Mariona. El policía Espinoza Pérez purgará condena en Metapán.

De los 31 acusados por la Fiscalía, solo 11 fueron condenados. Sobre todos pesaba el delito de proposición y conspiración en el delito de homicidio agravado y el de agrupaciones ilícitas. El juez Vásquez absolvió a todos de la proposición y conspiración, y argumentó su decisión en que es “falto de congruencia” acusar de este delito y de homicidio a la vez, ya que en las mencionadas reuniones en que estuvieron los pandilleros es imposible determinar si planearon el crimen. La defensa de los acusados dijo que Mayerli, el testigo protegido, admitió que no estuvo presente en esas reuniones y que “oyó” que habían planificado el asesinato de Poveda en varias reuniones, “pero no hubo evidencia contundente de qué se dijo en esas reuniones ni quiénes estaban. No tenía sustento la acusación”.

De los 20 absueltos, sin embargo, 17 de ellos ya están condenados en prisión por otros delitos juzgados anteriormente. Solo tres de los 31 que estuvieron sentados en el banquillo quedaron en total libertad. La Fiscalía, antes del cierre de esta edición, no había podido identificarlos.

Para el fiscal general, Romeo Barahona, se resolvió un caso “de relevancia nacional e internacional”. La Fiscalía informó que verá la forma de apelar la absolución a los 31 por proposición y conspiración.