Investigación. La Policía continúa con las investigaciones sobre la masacre de Talnique. Hasta hoy registran que una de las víctimas tenía vínculos con pandillas.

judicial

El director de la Policía Nacional Civil, Carlos Ascencio, aseguró ayer que la joven asesinada en la masacre de Talnique (La Libertad), ocurrida el jueves pasado, tenía expedientes policiales en las que se la asocia a grupos de pandillas.

Se trata de Sandra Marisol Rodríguez, de alrededor de 25 años de edad, quien fue encontrada sin vida junto a su abuela Francisca Atiliana Rodríguez Rivera y al compañero de vida de la señora, Porfirio Reyes Linares, los dos de aproximadamente 60 años, en su casa de habitación en el caserío Gracias a Dios del cantón Hacienda El Tránsito, de este municipio.

“Solo le quiero decir que en el caso de Talnique, la joven que perece en esa masacre ya tenía un registro en la Policía. Ella había sido detenida en una ocasión por tratar de introducir 30 chips (de telefonía celular) a miembros de pandillas en un centro penal”, manifestó el director policial.

Ascencio dijo en su momento que en Talnique se sospecha de la presencia de grupos dedicados al comercio al por menor de drogas, que podrían estar vinculados a pandillas de la zona.

El jueves 14 de abril pasado, la Policía reportó un triple homicidio en Talnique. Se trató de tres miembros de una familia. Se conoció por vecinos que la pareja de señores frecuentaba la iglesia evangélica del lugar y que eran “buenos vecinos”.

La joven que falleció y que tiene antecedentes policiales dejó a tres niños huérfanos.

Desconocidos ingresaron a la casa de habitación de la familia entre la noche del miércoles 13 y madrugada del jueves 14 y abrieron fuego contra las tres personas. Fueron halladas al día siguiente con impactos de bala en el cuerpo.