Libres. Los imputados fueron capturados en octubre de 2010 mientras realizaban una transacción de droga en la que se decomisaron dos kilos de cocaína.

“Cuando hay una ruptura de cadena de custodia no se da esa certeza de que el objeto decomisado es el mismo que me vinieron a presentar.”
Enrique Beltrán
juez Especializado de San Miguel
“De acuerdo con la investigación, estos sujetos son traficantes de droga. Nuestra Policía está en el sentido de combatir este delito.”
Howard Cotto
subdirector PNC

judicial

Fiscalía General, Policía Nacional Civil y el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública reclamaron la decisión del Tribunal Especializado de Sentencia de San Miguel que ayer absolvió a un grupo de acusados por el tráfico de dos kilos de cocaína.

El jefe fiscal de la Unidad Antinarcotráfico, Jorge Cortez, criticó la resolución que ordena libertad a favor de José Zeledón, Romeo Espinoza Hernández y Cristóbal Benítez Canales, este último ex vicepresidente del equipo de fútbol Vista Hermosa.

Cortez aseguró que impugnarán la decisión cuando tengan la resolución completa.

A las críticas de la Fiscalía se sumó el ministro de Justicia y Seguridad, Manuel Melgar, y el subdirector de Investigaciones de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto. Ambos consideraron que había suficientes elementos para comprobar la culpabilidad de los acusados.

El punto de la discordia, según Cortez, fue el nombramiento de dos agentes policiales que realizaron una compra controlada de cocaína. La designación no fue hecha por el fiscal general como lo detallaba el anterior Código Procesal Penal.

El juez del Tribunal de Sentencia de San Miguel, Enrique Beltrán, dio otra explicación. Según él, hubo un error de custodia de los paquetes de droga. “Cuando hay una ruptura de cadena de custodia no se da esa certeza de que el objeto decomisado en el lugar es el mismo que me vinieron a presentar aquí en la vista pública”, dijo.

El ministro Melgar, por su parte, lamentó el proceder de algunos “malos jueces” y espera que sean separados tras una verdadera depuración judicial. “No puedo estar de acuerdo con esta resolución”, expresó.

Cotto, subdirector de Investigaciones, se refirió a las pruebas presentadas ante el juez que puso en libertad a los imputados por lo que él considera “un tecnicismo”. “Para nosotros es un motivo de preocupación que los tribunales argumenten esto cuando hay pruebas”, dijo.