Monseñor José Luis Escobar Alas rechazó “las presiones” para colocar de nuevo el mosaico de Fernando Llort en la fachada de la Catedral metropolitana.

Alas indicó que había un símbolo de la masonería en el mural, por lo que la obra no podría estar en un templo católico.

Además, dijo que la obra hizo promoción de la artesanía de Llort y que las normas de la iglesia no lo permiten.

Agregó que hay una recolección de firmas para presentarlas a la Asamblea Legislativa y pedir que se coloque de nuevo el mural.

Señaló que no se puede colocar este o una nueva obra ya que representaría un peligro para la feligresía.

En diciembre pasado se retiró la obra justificándolo con el deterioro de la misma y el desgaste del pegamento de los azulejos.

“Lo quitamos por el peligro que causaba”, aseveró Alas, “y por este motivo la iglesia ha demolido catedrales, les decía en una ocasión, porque la vida de una persona vale más que todas las obras de arte”.

“Quieren presionarnos a que volvamos a poner el mural, pero no lo podemos hacer”, afirmó.

Además, insistió en que Catedral no es patrimonio nacional y que ellos no tienen que estar en un proceso que no existe, siguiendo pasos que le corresponden a un monumento nacional, cuando no tiene esa categoría.

Alas también invitó a que se desaloje la Catedral.