Las autoridades capturaron a Pastor Rodolfo Orellana Grande, de 30 años, cuando conducía una rastra que había sido reportada como robada esta mañana y que transportaba 800 bolsas de cemento.

La detención se llevó a cabo al final del bulevar del ejército, cerca de Molsa. Orellana asegura que a él lo contrataron para transportar el vehículo de carga desde San Martín hacia la entrada del bulevar Arturo Castellanos (exVenezuela) donde se reuniría con otro motorista.

El motorista que manejaba la rastra en el momento del asalto ha desaparecido y las autoridades sospechan que podría haber sido privado de libertad, debido a que le llamaron a su teléfono celular y al responder dijo que se encontraba en el camión y que no había ningún problema. Posteriormente intentaron llamarle nuevamente y ya no pudieron comunicarse con él.

La Policía Nacional Civil (PNC) ha iniciado la investigación del caso y se encuentra en la búsqueda de empleado desaparecido.