“Asumo la responsabilidad de las acciones que he tomado”, fueron las palabras del ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, al ser consultado esta mañana, durante una entrevista televisiva, sobre el traslado de 30 reos de alta peligrosidad que se encontraban recluidos en el centro penal de máxima seguridad, en Zacatecoluca, hacia otras prisiones.

Payés ratificó que el traslado se llevó a cabo para evitar un plan de fuga de reos y también insistió en que se debió a razones humanitarias, debido a que hubo presión de ONG’s  de derechos humanos y de sectores religiosos.

“No estamos negociando con pandillas, nuestro gobierno no tienen ninguna negociación con los pandilleros. La relación que tenemos con las pandillas está enmarcada en los planes para combatirlas. No hay día de la semana que no tengamos una operación para golpear a las estructuras”, aseguró y descartó tajantemente que el traslado se deba a una negociación con estos grupos ilícitos.

El ministro aseguró que las autoridades de Seguridad y de centros penales descubrieron un plan de fuga, incluido el ingreso ilícito al país de misiles para atacar la cárcel de máxima seguridad y manifestó que afuera de las prisiones existe una estructura relacionada con el crimen y las pandillas.

Payés aseguró que el traslado de los internos forma parte de la estrategia de seguridad que implementan y dijo que el presidente de la República, Mauricio Funes, respalda su trabajo. Según el ministro, Funes ha estado informado de los movimientos estratégicos que lleva a cabo el gabinete de Seguridad.

El titular de Seguridad manifestó que informes de inteligencia motivaron el traslado del penal de máxima seguridad, por las razones expuestas. Agregó que hay información que puede compartir a la población, pero hay otra que no se puede compartir porque “estaría enviando un telegrama a los delincuentes”.

Ayer el arzobispo capitalino, José Luis Escobar, dio su voto de confianza al ministro, al ser consultado sobre la reciente acción, del traslado de reos.

Por otro lado,  Payés informó que luego de las vacaciones de Semana Santa comenzará a operar la Unidad Antipandillas y aseguró que aún no se ha elegido a la persona que estará a cargo de ella, cuyo adiestramiento lo ha encabezado Pedro González.

“Quisiera contar con jueces y fiscales especializados en tema de pandillas, que entiendan el funcionamiento de las pandillas, he planteado el tema al fiscal general”, expresó.

El ministro dijo que se habilitará una página web para que las personas hagan denuncias y agregó que se otorgará una recompensa.