El excombatiente y uno de los mediadores en el proceso de tregua entre pandillas, Raúl Mijango, aseguró hoy, durante una entrevista televisiva, que existen grupos de exterminio de pandillas en la zona norte de El Salvador, compuesto por exmilitares y exagentes de la Policía Nacional Civil (PNC), los cuales buscan eliminar la tregua entre pandillas.

De acuerdo a Mijango estos grupos, que son una especia de banda delincuencial, se han dado a la tarea de “exterminar” a pandilleros y cometer hechos delictivos para incriminárselos a los miembros de estos grupos ilícitos.

El excombatiente destacó los resultados que se han obtenido a través de la tregua entre los líderes de pandillas y dijo que se ha evitado la muerte de al menos 850 personas.

Asimismo,  consideró que es injusto pedirle al Órgano Ejecutivo que en cinco semanas, de haberse establecido la tregua entre pandillas,  tenga soluciones definitivas a problemas tan complejos del país.

“La tregua entre pandillas ha dejado de ser un cese de hostilidades para pasar a un proceso de paz… Es una oportunidad para poner un cese definitivo a la violencia”, manifestó. Sin embargo, dijo que este proceso podría frustrarse sino existe una respuesta positiva de parte del Gobierno salvadoreño.

Es por eso que hizo un llamado al Ejecutivo para que asuma el compromiso de dar un trato más humano a los privados de libertad.

Mijango valora como positiva la iniciativa del presidente de la República, Mauricio Funes, del llamamiento a las conversaciones en busca de establecer un acuerdo nacional por la seguridad; aunque, considera, que lo importante es que los participantes en este diálogo tengan la convicción de aportar en la situación, para reducir la violencia en el país.

Por otro lado, Mijango descartó que las autoridades salvadoreñas hayan dado concesiones a los reos, sino que se han restablecido sus derechos, que habían sido restringidos, y que la ley les confiere.