El presidente de la República, Antonio Saca, pidió a los transportistas no contratar a pandilleros para conducir y colaborar en las unidades del transporte público porque en muchas ocasiones ha quedado evidenciado que colaboran con los extorsionistas.

“Los buseros no pueden darle empleo a los mareros peligrosos, porque están exponiendo a la gente que llevan en los buses. Y muchos empleados del transporte público, especialmente microbús, tienen mareros contratados”, dijo el mandatario, quien agregó que de esa forma es imposible pedir seguridad.

Por su parte, las autoridades de Seguridad Pública y empresarios de diferentes rutas se reunieron a inicios para hablar de una reestructuración del plan antiextorsiones. El encuentro fue motivado por la quema de varias unidades la semana pasada. El viceministro de Seguridad, Ástor Escalante, manifestó que ofrecieron redoblar esfuerzos para brindar seguridad a las unidades, además de intensificar las acciones en contra de los extorsionistas.

Sin embargo, señaló que es importante que se garantice la seguridad de las víctimas y testigos. “Fiscales, policías y jueces deben proteger a los denunciantes, a las víctimas, debemos ser celosos con la información y hay que ser cuidadoso en cómo se recibe una información”, dijo Escalante.