El Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica se vio hoy envuelto en una polémica debido a una denuncia de la viceministra del sector, Flora Calvo, sobre supuesto acoso sexual contra mujeres policías por parte de jefaturas de la Fuerza Pública Costarricense.

Calvo denunció la existencia de varios casos de acoso sexual en las filas de la policía y responsabilizó de las acciones de hostigamiento a mandos de la fuerza, cuyos nombres no citó.

"La situación aquí es terrible. Son muchos los jefes policiales que les exigen a sus subalternas acostarse con ellos. Si no lo hacen las maltratan y, según las víctimas, quedan condenadas a limpiar el piso", dijo la funcionaria a un diario local.

El ministro de Seguridad, José María Tijerino, no descartó que ocurran casos de hostigamiento social en los cuerpos de policía, pero consideró que las denunciasn de Calvo son "exageradas".

La viceministra, quien abandonará el cargo el 15 de enero por discrepancias con algunas jefaturas de la policía, aseguró que ella misma recibió en su teléfono celular un mensaje "soez" presuntamente enviado por un jefe policial de la capital.

Calvo dijo que muchas mujeres policías víctimas de acoso no se atreven a denunciar por temor a sufrir represalias.