El presidente de México, Felipe Calderón, afirmó en una entrevista publicada hoy que la cooperación institucional de Estados Unidos a México en la lucha contra el crimen organizado es "notoriamente insuficiente".

"Yo he encontrado tanto con el presidente (George) Bush como con el presidente (Barack) Obama cooperación en este tema, pero evidentemente la cooperación institucional termina por ser notoriamente insuficiente", dijo en declaraciones al diario "El Universal".

"¿En qué tienen que cooperar los estadounidenses?", se preguntó el mandatario. "En reducir el consumo de drogas, no lo han reducido. Y dos, en detener el flujo de armas, y no lo han detenido, sino lo han incrementado", subrayó.

Durante la entrevista, lamentó la "distorsión" que han provocado en las relaciones bilaterales algunas opiniones de los embajadores estadounidenses en México, según diferentes cables difundidos recientemene por WikiLeaks.

Los embajadores "quieren levantar sus propias agendas ante sus propios jefes, y han hecho mucho daño por las historias que cuentan y que, la verdad, distorsionan", dijo al comentar los cables enviados sucesivamente por los embajadores Tony Garza y Carlos Pascual.

Sin nombrarlo, comentó un cable del embajador Pascual: "Habla de descoordinación entre nuestras dependencias", dijo, pero "yo no tengo por qué decirle cuántas veces me reúno con el gabinete de seguridad, no es un asunto de su incumbencia".

"Donde sí hay descoordinación es entre agencias en materia de seguridad en Estados Unidos. Nosotros vemos que la DEA, la CIA y el ICE siempre tienen una política de 'Borondongo le dio a Bernabé'... La verdad es que no se coordinan y sí rivalizan entre sí", acotó.

Calderón deploró también la falta de compromiso institucional interno en la guerra contra el crimen organizado, que ha dejado cerca de 35.000 muertos desde que asumió el gobierno el 1.° de diciembre de 2006.

"Es muy fácil titarle la bolita al presidente de la República", lamentó, cuando en esta lucha debería haber "corresponsabilidad" en todos los niveles. "Es una tarea que les corresponde (también) a los alcaldes y a los gobernadores, no nada más al presidente", señaló.