Campaña de lactancia. La primera dama, Vanda Pignato, y la ministra de Salud Pública, María Isabel Rodríguez, hablan de la campaña promovida.

social

La primera dama de la República, Vanda Pignato, y la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, oficializaron ayer la Política Nacional de Lactancia Materna.

La sede de Ciudad Mujer, ubicada en Colón, fue el lugar donde se llevó a cabo el anuncio que centra su programa en educar a las madres para que amamanten a sus hijos durante los primeros seis meses de vida.

“Es importante que las madres además de dar amor a sus hijos también le den la leche materna, porque se ha comprobado sus nutrientes y efectos positivos en la salud de los niños y las niñas”, aseguró la primera dama de la República.

Para incentivar a esta práctica, Ciudad Mujer ha habilitado una Sala de Atención Infantil, donde las madres pueden llegar para amamantar a sus hijos en un ambiente agradable, mientras esperan su turno para recibir atención en los diferentes servicios.

La lactancia materna proporciona la alimentación ideal para los pequeños y disminuye la morbilidad y mortalidad materno infantil, explicó la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconoce esta práctica y apuesta como la mejor herencia que una madre puede dejar a su hijo.

Los indicadores de lactancia materna de El Salvador de la Encuesta nacional de Salud Familiar (FESAL) apuntan que solamente el 31.4% de los niños menores de seis años recibe lactancia materna exclusiva, con una duración de 1.9 meses, es decir un promedio de 57 días.

Lo anterior no alcanza la recomendación del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que establece como mínimo seis meses.

“En los hospitales y unidades de salud se va a establecer una campaña permanente de educación. El papel de los medios de comunicación es muy importante para que el mensaje llegue a la población”, enfatizó Rodríguez.

Como parte de los esfuerzos para darle peso a la Política de Lactancia Materna, el ministerio de Salud promoverá la creación de bancos de leche, donde se recolecte y reparta la leche. La idea es que cada hospital tenga uno y que como una muestra solidaria, las madres que produzcan leche la compartan con las que no tienen.

Por el momento, no se han establecido los montos ni los lugares donde serán ubicados.