La cifra de muertos por la ola de frío siberiano en Europa y tormentas de nieve registradas desde hace días en Japón continuó hoy ascendiendo hasta superar en total los 170.

La situación es dramática sobre todo en Ucrania, donde las temperaturas de hasta 30 grados centígrados han causado hasta la fecha 63 muertes, 20 tan sólo en las últimas 24 horas. Por su parte, en Polonia el frío ha costado la vida a 29 personas.

Nueve de ellas murieron durante la noche del miércoles, según el Ministerio del Interior en Varsovia. En Rumanía se han contabilizado hasta hoy 22 muertos, en Bulgaria diez y en República Checa cuatro.

En la mayoría de los casos se trataba de indigentes.

También en Turquía y el norte de Italia el frío provocó cortes de carreteras y cancelaciones de vuelos. En Japón, las autoridades contabilizaron hasta hoy más de 50 muertos a consecuencia de las fuertes nevadas registradas. La mayoría de muertes fueron causadas por accidentes.