Los secuestros, que constituyen una de las "peores prácticas delictivas", ha ido disminuyendo de forma paulatina en Guatemala desde 2008, cuando se registraron 213 casos, informó hoy una fuente humanitaria.

Un informe del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), que vela por el respeto de los derechos humanos en Guatemala, detalla que de los 213 casos perpetrados en 2008 se pasó a 162 secuestros en 2009.

Mientras que en el 2010, las bandas delictivas cometieron 133 secuestros y en 2011 un total de 124, precisa la fuente.
Durante los primeros dos meses del 2012 se registraron 15 secuestros, de acuerdo con el GAM.

Las cifras del GAM son casi similares a las de la Policía Nacional Civil (PNC), que registró en 2008 un total de 213 secuestros, en 2009 fueron 198, un año después 123 y en el 2011 se perpetraron 126 casos.

Según el GAM, los departamentos que han registrado mayor números de secuestros desde 2008 han sido el de Guatemala, que incluye la capital con 192 casos, Escuintla (sur) con 70 y Santa Rosa (sureste) con 53 hechos.

La organización humanitaria señala que de los 330 secuestradores detenidos desde 2008, un total de 247 fueron condenados y el resto quedó en libertad.