El D.C. United, equipo de la primera división del fútbol estadounidense, se solidarizó con los familiares de los cinco compatriotas que fallecieron ayer en el estado de Maryland, Estados Unidos, a causa de una intoxicación por monóxido de carbono, de acuerdo a las investigaciones preliminares.

El United se unió a los esfuerzos que otras organizaciones y empresas  llevan a cabo, a través de donativos, con el objetivo de contribuir a cotizar los gastos para la repatriación de los connacionales, confirmo la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador.

El club estadounidense  hará la donación a través del Fondo Solidario para los Salvadoreños en el Exterior (FOSSALEX), organización que brinda asistencia económica en la repatriación de compatriotas fallecidos en Estados Unidos.

La Embajada de El Salvador en Estados Unidos externó públicamente su agradecimiento al United, por medio de su cuenta de Twitter.

El Gobierno salvadoreño a través del Ministerio de Relaciones Exteriores lamentó el hecho y externó sus condolencias a los familiares de las víctimas.

La noticia del fallecimiento de los compatriotas fue divulgada ayer. Los cuerpos fueron encontrados al interior de la vivienda en la que residían, ubicada en un barrio hispano de un suburbio de Washington.

Las víctimas fueron identificadas como Oscar Chávez, de 57 años de edad; Sonia Chávez, 54; Nora N. Leiva, 57, de Chicago; Francisco Javier Gómez Segovia de Fairfax, Virginia; y Nelson Enrique Landaverde Alas, 44.

Las autoridades estadounidenses manejan que la causa de la muerte fue por inhalación de monóxido de carbono, ya que encontraron roto un tubo de un horno.