En el municipio de Chinameca, departamento de San Miguel, el alcalde saliente por el FMLN, José Francisco Cubias, y el electo del partido ARENA, Saúl  Rivas, se citaron hoy para hacer efectiva la entrega de bienes municipales, pero las diferencias entre ambos no dejaron proceder el acto.

Cubias y Rivas no lograron acordaron el lugar de traspaso de mando. El primero quería hacer la entrega  de maquinaria y equipos en el parqueo municipal, ante la vista de la población, y Rivas quería realizarlo en un lugar cerrado, en la pista de baile de la zona urbana.

Para el recién electo alcalde Rivas, los de la “administración del FMLN, están ocultando algo”, y solicitó que con inventario en mano verificarán que todo aparezca.

Por su parte, el acalde saliente aseguró que no deja deudas en su municipio y que un poco más de $400 mil dólares quedan en las cuentas bancarias, algo que fue refutado por Rivas, aduciendo que existe deuda en dicha comuna.

La entrega de la comuna estaba prevista para hoy -aunque el día determinado por la agenda política de El Salvador para este efecto es el 1 de mayo- en tanto pretendía evitar la jornada laboral en un día de asueto, por el día Internacional del Trabajo.