Agentes de la Unidad de Investigaciones, UDIN, de la Policía Nacional Civil (PNC) de La Paz, capturaron la tarde del pasado martes a tres supuestos miembros de una banda de asaltantes que operan en la zona occidental y central vestidos de agentes policiales.

La captura de los sospechosos ocurrió a eso de las 18 horas en el municipio de El Rosario, La Paz, cuando pretendían, supuestamente, asaltar, por segunda, ocasión un establecimiento comercial de dicha localidad.

Según se informó, hace tres semanas cinco sujetos vistiendo uniformes policiales y que se identificaron como tal,  irrumpieron el negocio a cuyo propietario le apuntaron con sendas pistolas en su cabeza y le obligaron a que cerrara las puertas de establecimiento.

Luego de le exigieron les entregara el dinero producto de la venta del día, posteriormente lo obligaron a que los llevara al interior de la vivienda en donde se encontraban el resto de familiares de la victima a quienes les obligaron ponerse boca abajo, quedándose dos de los delincuentes vigilándolos, mientras los otros tres hacían el registro a la vivienda en donde encontraron prendas personales de valor de la familia y 3 armas cortas, lo cual procedieron a llevarse.

Acto seguido, dice el informe policial, los falsos policías exigieron les abrieran la puerta del negocio y luego se dieron a la fuga en un vehículo color negro que habían dejado aparcado frene al establecimiento.

A la semana siguiente, el comerciante recibió una llamada exigiéndole la cantidad de 5 mil dólares a cambio de devolverle las armas que le habían robado, proponiéndole hacer la entrega  en un lugar determinado de la localidad.

Sin embargo la víctima, quién ya había aceptado el trato, lo hizo saber a la policía y le dieron seguimiento al caso.

El día del “trance” al parecer los delincuentes se dieron cuenta de que eran vigilados por agentes policiales y la entrega del dinero no se consumo.

La tarde del martes, a eso de las seis, el comerciante y familiares vieron pasar frente al negocio un vehículo sospechoso parecido en el que habían huido la noche del atraco los asaltantes.

Se dio aviso a la Policía, quienes enviaron un grupo agentes investigadores,  quienes localizaron cercano al negocio al referido el vehículo y en su interior a tres personas a quienes se les obligo salir de su interior y procedieron al registro de los sospechosos y el automotor en cuyo baúl fueron encontrados vestimentas policiales, entre esto un pantalón de fatiga, una
camisa con escárpelas de la institución, sin Número de registro policial, ONI, una camiseta azul negra estampada  de la institución,  un par de botas, también policiales, y cinco celulares, lo cual les fue decomisado junto automotor tipo automóvil placas P- 82-261.

Los capturados fueron identificados como Francisco Antonio Aguilar Gálvez de 33 años de edad, residente  en la litificación Álvarez, pasaje 6 casa No. 5 de Santa Ana.

Salvador Ubaldo Mejía, de 38 años de edad, residente en la colonia San Francisco, pasaje 1, casa 18 de Chalchuapa y Lázaro Sánchez Vivas de 37 años, residente en la litificación El Castillo No. 2, pasaje 1, polígono 15, lote 10 de Apopa, San Salvador.

De acuerdo a los análisis preliminares, los tres sujetos pretendían regresar el negocio para cometer otro asalto  o talves para cobrárselas  en contra del comerciante por haber denunciado a la policía sobre el trato de la entrega de las armas.

Según la policía, los tres capturados, al parecer son miembros de una banda de 5 asaltantes que vestidos de agentes policiales están operando en la zona occidental y central del país, y su modo de operar es el de además de asaltar negocios, se dedican a poner retenes vehicular y robarle a sus víctimas,  por lo que se hace el llamado a aquellas personas que hayan sido víctimas de estos anti sociales y que les reconozcan, presentarse a denunciarlos ante las autoridades respectivas.

Los supuestos delincuentes han sido puestos a la orden de la oficina fiscal de Zacatecoluca por los delitos de robo agravado, amenazas a muerte, tenencia indebida de traje o uniforme de uso policial, además de agrupaciones ilícitas