El organismo que vigila el comercio de especies en peligro de extinción dijo que es partidaria de implantar una prohibición global en la exportación del atún de aleta azul.

El grupo que supervisa la Convención para el Comercio Internacional de Especies en peligro de Extinción, CITES por sus siglas en inglés, dijo que la prohibición de comerciar con el atún de aleta azul está científicamente justificada.

El director científico David Morgan dijo que la CITES recomendó que las partes acepten la propuesta, a la que se opone enérgicamente Japón, donde el atún es un ingrediente popular en el sushi.

Las 175 naciones miembros de la CITES se reunirán en la capital de Katar, Doha, del 13 al 25 de marzo, para considerar 42 propuestas de conservación de las especies.

Morgan indicó el viernes, empero, que el organismo supervisor no respalda la propuesta de Estados Unidos de prohibir el comercio de productos procedentes de los osos polares