Nombre:
Grado:
Cargo:

politica@laprensa.com.sv

El Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) tiene 41,716 cotizantes. Pero la relación cotizante-pensionado ha creado un desbalance financiero a partir de 2008. Con esta proyección, Díaz Argueta advierte que para 2018 la institución tendrá deterioradas sus reservas técnicas, que actualmente son de $190 millones.

¿Cómo está financieramente el IPSFA?

Actualmente no tenemos problemas financieros. Cubrimos todas nuestras obligaciones, por lo tanto, diría que financieramente en este momento estamos bien. Nadie se puede quejar en este momento de que no se la han cubierto las prestaciones a las que tiene derecho.

El IPSFA dice que desde 2008 se ve un desbalance financiero.

Sí. Eso quiere decir que lo que me ingresa en concepto de cotizaciones y aportes del Estado son menor a lo que yo tengo que pagar por pensionados. Pero digamos, en estos años, son como niveles de $2 millones, $3 millones, pero crece.

El IPSFA advierte un deterioro de sus reservas para 2018.

Así, si no se hace nada, si no se toman medidas. Es como una alarma para que uno tome las medidas correctivas y necesarias, que a veces pueden ser importantes. En este caso, las correcciones van.

¿Que proponen?

Hay otras alternativas, como modificar las variables que componen el fondo previsional: aumentar el aporte del Estado, aumentar la cotización del trabajador. Pero en nuestro caso esas variables ya no son suficientes para hacer esta corrección. La alternativa para nosotros es cambiar el sistema de pensiones a un modelo diferente.

¿Qué tipo de modelo?

Ese tipo de modelo está en proceso de elaboración ahorita. Va a estar terminado aproximadamente dentro de unos tres meses. No puedo decir qué tipo de modelo va a ser.

¿Sería la tabla de salvación?

Sí, exactamente. Va a suceder, digamos, un fenómeno parecido a los que estaban en el sistema público hace algunos años, y que pasaron a sistemas privados.

¿Se contempla que empleados públicos y privados coticen?

No. Este sistema va a ser exclusivo para la Fuerza Armada.

La Fuerza Armada se redujo, entonces ¿de dónde saldrán los fondos que se buscan inyectar si la misma cantidad de cotizantes se tendrá?

Lo que pasa es que el sistema actual es un sistema llamado de reparto, y para que funcione correctamente tienen que acumularse grandes reservas en el fondo de pensiones; entonces, si uno acumula suficiente, y aun cuando las condiciones de cotizantes disminuya, eso puede salvar el sistema. Pero en nuestro caso no pensamos seguir usando el sistema, solamente con los que ya están.

¿A cuánto asciende la deuda del Estado con el IPSFA?

Nosotros hemos establecido mediante el cómputo de las personas a las cuales se les pagó seguro de vida y pensiones de los sobrevivientes en un monto de aproximadamente $233 millones, que fueron lo que se pagó durante todo el período del conflicto.

¿Que están haciendo para que el Estado retribuya la deuda?

En teoría, nosotros deberíamos de reclamar más que eso, pero ese es un problema que no se puede saldar con pequeñas pláticas, porque sabemos de la situación financiera del Estado, de las inmensas obligaciones que tiene; por lo tanto, uno debería ser prudente en cuanto a reclamo de deudas que en realidad no están registradas contablemente.

¿Y por qué no está registrada?

En el instituto sí las registramos contablemente, pero el Estado, como no las asume, no las contabiliza como una cuenta por pagar a nosotros.