politica

La Asamblea Legislativa aprobó ayer la Ley Marco para la Convivencia Ciudadana y sobre las Contravenciones Administrativas, con la que se busca “fomentar y estimular la participación cívica y la convivencia entre los habitantes de los distintos municipios del país”.

La normativa avalada, y que deroga la Ley de Policía de 1879, pretende también “generar una nueva cultura ciudadana que busque incrementar el respeto entre las personas así como el cumplimiento de las leyes y normas de convivencia, la resolución pacífica y alternativa de sus conflictos de convivencia ciudadana”.

La legislación, que consta de 114 artículos, establece que los entes encargados de cumplir la ley son: los concejos municipales y alcaldes, el delegado contravencional municipal, Policía, CAM y PGR.

Las sanciones que impone la normativa a quienes la vulneren son: la amonestación verbal o escrita, la reparación de los daños, decomiso, trabajo comunitario, multas, suspensión de permisos y licencias, y el cierre de establecimientos.

El presidente de la comisión de seguridad del congreso, Antonio Almendáriz, dijo que la norma busca “la instauración de normas de convivencia ciudadana” que permitan la preservación de la seguridad ciudadana y la prevención de la violencia social.

La ley, una vez sancionada, entrará en vigor 180 días después de su publicación en el Diario Oficial.