El presidente de la República, Mauricio Funes, admitió hoy que reprendió a su hijo, Carlos Funes, tras un escándalo con un periodista de un periódico digital salvadoreño.

 

Carlos Funes retó a una pelea a un reportero del periódico El Faro, quien había publicado un reportaje sobre el  rol de la agencia Polistepeque y de los asesores brasileños del presidente Funes. El hijo del mandatario alegó que el reportero estaba dañando su imagen con la publicación on line. Tres días después, un supuesto escolta del hijo del gobernante Carlos Funes casi golpea al reportero responsable del artículo.

 

"Mi hijo no es funcionario público, yo le di una reprimenda como padre y le sugerí que pidiera perdón por sus actitudes, además mandé una carta de disculpas al director del periódico digital El Faro, Carlos Dada", declaró Funes.

 

Funes aseguró que su hijo no trabaja en Casa Presidencial y que no tiene nada que ver con el gobierno, ya que tiene su propia empresa.

 

"Él puede llegar a Casa Presidencial como cualquier miembro de mi familia y tiene protección por ser miembro de ella", comentó el mandatario.

 

El mandatario dijo que la persona que menciona en la publicación como miembro de la seguridad personal de su hijo no pertenece al batallón presidencial, ni a la seguridad personal asignada, sino que es una persona que estaba trabajando con él con presupuesto familiar y que él ha pedido a su hijo que lo despida para así evitar nuevos incidentes.

 

"Si alguien del batallón presidencial actuará de esa manera amenazando a periodistas o sí si alguien llegará y golpeará fuera destituido de su cargo inmediatamente", comentó Funes.

 

El 6 de agosto del año pasado varios periodistas tuvieron que abrirse paso entre una seguridad presidencial que los jaloneaba y un grupo élite de la Policía que les cerraba las puertas de la Catedral Metropolitana de San Salvador. Incidente por el cual  el sistema de seguridad del presidente Funes fue duramente cuestionado por los medios de comunicación.

 

Vea la publicación del Faro 

Noticia relacionada:

Comunicación antes y después de jaloneo en Catedral