El procurador para los Derechos Humanos, Oscar Luna, inaugurará hoy una oficina de atención en la zona de los ex bolsones, en Honduras. La ubicación del local será en el caserío Los Cipreses, Sector de Nahuaterique, departamento de La Paz.

El objetivo de esta oficina es conocer e intercambiar información con la comunidad salvadoreña que habita en la zona de Nahuaterique y demás ex bolsones, en cuanto a la situación de sus derechos humanos y las actividades que la PDDH realiza sobre temas de interés para los mismos.

La apertura de la oficina de enlace de la PDDH, tiene como base el mandato que la Constitución de la República le confiere al Procurador y en el artículo 12 numeral 8 de la Ley que rige a esta Institución, específicamente la de desarrollar nexos de comunicación y cooperación con diversas instituciones gubernamentales y no gubernamentales, tanto nacionales e internacionales, en respuesta a la necesidad de acompañamiento a los esfuerzos que realiza la Comisión Nacional de Representantes de las zonas Afectadas por el fallo de la Haya (CONDREZAFH).

Con la instalación de la oficina de enlace se pretende recopilar información para identificar problemáticas y canalizar por medio de las instancias respectivas las posibles soluciones a las mismas.

Entre los principales problemas que afectan a los salvadoreños y salvadoreñas que habitan en las zonas de los ex bolsones fronterizos se mencionan la falta de acceso a servicios de salud y educación, dificultades para la obtención y agilización de trámites para su nacionalización como ciudadanos hondureños y la legalización de sus propiedades, entre otros.

Los ex bolsones ubicados entre El Salvador y Honduras fueron concedidos a esta nación por un fallo de La Haya de 1992.