Nuevo. Con la colocación del puente de acero sobre el río Huiza se reestableció la conectividad de la carretera Litoral, interrumpida desde el paso de Ida.

Video por

Inauguran puente Melara en La Libertad

“Tienen que instalar los puentes con una estructura que permita la más larga duración, no pueden construirse bases provisionales.”
Gerson Martínez
ministro de Obras Públicas

A finales de este año, Obras Públicas habrá colocado solamente tres de los más de 30 puentes de acero que ha adquirido para reestablecer la conectividad en la red vial del país.

Según Gerson Martínez, titular del MOP, el resto de puentes de acero será colocado en los primeros dos trimestres del próximo año. “Tienen que instalar los puentes con una estructura que permita la más larga duración, no pueden construirse bases provisionales para puentes que tienen una duración de más de 90 años”, explicó el funcionario.

Así, el MOP colocará 34 puentes de acero en total, unos de doble carril y otros de un carril, pero hasta 2011.

Por ahora solo se ha instalado puentes de acero sobre los ríos San Antonio y Huiza, en La Libertad, y entre Guadalupe y Verapaz, en San Vicente.

El ministro explicó que existen 43 diseños de puentes dañados por las tormentas, más otros 116 que se han preparado en el MOP.

“El problema que ha habido es que hasta la tormenta Nicole, que ha sido la última, alteró en algunos lugares la topografía”, explicó. El próximo año se colocarán puentes de acero sobre el río Quezalapa, entre Aguilares y Suchitoto, y entre Cabañas y San Vicente, sobre el río Titihuapa.

Pero Martínez aseguró que al terminar 2010 habrán terminado las obras de 10 puentes en total. No todos de acero, sino que actualmente el MOP está echando mano de los puentes Bailey que ya tenía en existencia.

“Antes de Ida, el 34% de los puentes del país ya estaban dañados, después subió a 38% o 39%, algunos están transitables, pero tienen daño estructural”, dijo Martínez. Agregó que el MOP actualmente coloca puentes tipo Bailey en La Quesera, sobre el río Acahuapa; puente Machacala, entre San Sebastián y San Lorenzo, y un paso provisional sobre el río Titihuapa.

Melara con circulación

Ayer se habilitó el paso en el nuevo puente de acero sobre el río Huiza. La obra tuvo un costo de $1.8 millones y significó la vuelta a la normalidad para los habitantes del cantón Melara.

Una vez puesto el puente, pocos querían recordar las penurias que pasaron cuando la estructura fue destruida por Ida.

“Si aguanta... depende de cómo lo hayan hecho, y voy a esperar a que pasen las primeras rastras para ver si aguanta”, dijo Mayra Ivette Arce, una pobladora de la zona de Jayuca, cercana a Melara.

La prueba de fuego llegó con el paso de las primeras dos rastras. Tuvieron dificultades para salir en la curva que se ha hecho para llegar al puente. Los técnicos del MOP dijeron que van a analizar una modificación de esas curvas para hacerlas más grandes.

El alcalde del puerto de La Libertad, Carlos Molina, dijo estar satisfecho con el puente y señaló que aún falta hacer un dragado al río. La ejecución de esto fue confirmada por el personal del MOP.

El nuevo puente Melara tiene 76.2 metros de longitud, con un ancho de rodaje de 7.32 metros.