Foto por FOTO DE LA PRENSA/Archivo

Trabajo. Piden a las autoridades ser claras en lo que se puede hacer con la reforma.

1 de 2
  • Trabajo. Piden a las autoridades ser claras en lo que se puede hacer con la reforma.

  • Prioridad. La directora de OPS, Mirta Roses, considera que la reforma de salud es necesaria para el país. Llama a unir fuerzas.

Trabajo. Piden a las autoridades ser claras en lo que se puede hacer con la reforma.
“Estamos muy entusiastas con la prioridad asignada al sector salud y de los pasos que inmediatamente se han tomado.”
Mirta Roses
directora de OPS
“Se está enfocando los recursos a quienes fueron excluidos, los que no tenían acceso a servicios por diferentes razones.”
José Ruales
representante OPS El Salvador
40%
de la población, desprotegida antes de la reforma.
Bajo la lupa
La OPS destacó puntos sobre los que se debe trabajar y afinar estrategias para lograr los objetivos.
La reforma debe ir acompañada de la sociedad, reta a que lo que se haga tiene que ser lo que se dice, y que debe ser de buena calidad.
Deben pensar cómo se va a continuar inyectando recursos en el sistema, convocar a la cooperación internacional y a otros socios.
La prevención es un tema a fortalecer, porque cuando la atención está centralizada, las acciones de promoción y prevención se debilitan un poco.
En Centroamérica hay grandes deudas: la inversión social es muy baja y es un debate que están llevando a congresos y asambleas.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Mirta Roses, visitó en los últimos días en El Salvador los Equipos Comunitarios de Salud (ECOS) y hospitales, además de discutir temáticas con las autoridades de Salud. Esto le ha permitido hacer un análisis de lo que está realizando el Ministerio de Salud (MINSAL) con la reforma, la cual fue impulsada en junio de 2010.

“Este tipo de enfoque que se está dando en El Salvador es necesario no solo para el país, sino para todos los países”, dijo Roses al evaluar la reforma, y agregó: “Lo que hemos visto aquí en El Salvador es que se ha planteado desde el comienzo a la salud como una prioridad, claramente identificando que ha habido grandes rezagos, alrededor del 40% de la población salvadoreña que no tenía acceso al principio del análisis de esta reforma”.

Pese a que la directora acepta que el país está yendo por buen camino con la reforma, considera que está llena de desafíos y complejidades, pues enfatiza en que “si uno va a llevar la salud a los que no la tenían tiene que pensar que van a necesitar más recursos, y El Salvador no es un país de abundancia de recursos; además, analizar cómo de debe readecuar los recursos como lo ha venido haciendo el Gobierno. También hay que pensar cómo se va a continuar inyectando recursos en el sistema y convocando a la cooperación internacional y otros socios por este camino”.

Ante las críticas de las debilidades que puede tener la reforma –provenientes de algunos analistas y sindicatos del sector– y la inversión que esta implica, Roses considera que un buen uso de la deuda es cuando uno tiene una buena propuesta y entra en el endeudamiento para acelerar el proceso, pero se tienen que dar las transformaciones en la sociedad para asegurar un financiamiento sostenible a los elementos que más se consideran.

Si bien se dice que hay una brecha en salud y que el sistema está fallando, la directora hizo ver que se está caminando en el rumbo debido: “No hay salida: si no lo extiende está mal; si lo extiende, está incompleto; si se endeuda para que esté completo, también está mal... parece que uno diría: ¿dónde está la varita mágica que solucione todo esto?”

Sinceros

Destacó que es importante que las personas tengan credibilidad en lo que se está observando, y que exista claridad y sinceridad de parte de las autoridades sanitarias.

“Si lo que se puede ofertar en el primer nivel de atención, por ahora, es –por ejemplo– una lista de medicamentos básicos (vacunas, control del niño sano y del embarazo, atención a diabéticos e hipertensos), pues que se le diga a la población: por ahora esto es lo que podemos hacer”, acotó.

Por su parte, José Ruales, representante de OPS en El Salvador, considera que uno de los problemas en el país es que se tiene un sistema, todavía, segmentado; donde se tiene no solamente al Ministerio de Salud, que debe cubrir no solo a la población no asegurada por ningún otro sistema. Es por eso que considera que a través de la reforma se está planteando la redistribución de los recursos de salud y se enfocan en los que fueron excluidos por diferentes razones.