Foto por Foto de La Prensa/Ángel Gómez

1 de 5
Recomendaciones de Protección Civil
Se recomienda a la población, mantener la calma y no realizar actividades en las playas (pesca, buceo, recreación, entre otras) debido a la probable llegada del tsunami, en horas de la tarde.
A las embarcaciones que se encuentran en actividades pesqueras, retornar a zonas seguras. A la población que se encuentra en la playa o cerca del mar, alejarse de la zona costera a lugares seguros.
Prestar atención a los informes que se emitan, según la evolución del evento y atender las recomendaciones brindadas por el resto de Instituciones del Sistema Nacional de Protección Civil.
A las Comisiones, Comunales, Municipales y Departamentales, se les recomienda retirar a las personas de la zona costa.
Las zonas hoteleras de la zona costa, deberán considerar las medidas de prevención con las personas que se hospedan en los mismos.

Un violento sismo de magnitud 8.9 estremeció el viernes la costa noreste de Japón (11:46 p. m. de ayer hora local El Salvador) y provocó un tsunami que alcanzó 10 metros de altura y devastó las costas del país asiático, desencadenando un alerta en la mayor parte del océano Pacífico.

La Dirección General de Protección Civil de El Salvador emitió este viernes una "advertencia" de tsunami en sus costas de poco más de 300 kilómetros sobre el Pacífico, donde se suspendieron las actividades escolares, informó el ministro de Gobernación, Humberto Centeno.

"Se declara advertencia ante la probabilidad de la llegada de un tsunami a la región de Centroamérica generado por el terremoto de Japón", declaró el ministro Centeno durante una rueda de prensa en el ministerio de Gobernación.

El ministro de Medio Ambiente, Herman Rosa Chávez, afirmó que las olas podrían registrar una altura máxima de 2 metros, tomando en cuenta que para este día las autoridades ya habían previsto marea alta. De todos modos, el estado de emergencia se mantedrá hasta las 4 de la madrugada del sábado.

Sin la emergencia por el tsunami, las olas habrían alcanzado un máximo de 1.2 metros. Estos parámetros se basan también en la altura que han alcanzado las olas en Alaska y Hawái, que fue de 49 y 27 centímetros, respectivamente.

En coordinación con el Ministerio de Educación, se suspenderán por este día las clases de los centros escolares ubicado en los municipios cercanos a la zona costera de ocho departamentos de El Salvador: Sonsonate, Ahuachapán, San Miguel, La Libertad, La Paz, Usulután, San Vicente, La Unión.

Además, se estará emitiendo informes de evolución del evento cada tres horas. Protección Civil hace un llamado a la población a no alarmarse y acatar las medidas, que principalmente son de precaución. Para mayor información, se ha habilitado el número telefónico 2281-0888.

 

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Hoteles de El Salvador, Alberto Ascencio, aseguró que no ha recibido notificaciones de Protección Civil sobre alterta tsunami.

Sin embargo, informó que los hoteles están con baja ocupación ser temporada baja. En todo caso, han pedido que se mantenga el mínimo de personal en las instalaciones de los hoteles de la zona costera.

Cancillería: Al menos 180 salvadoreños en Japón 

La encargada de negocios de El Salvador en Japón, Marta Zelayandía, manifestó que no hay reportes de salvadoreños lesionados por terremoto ocurrido en Japón. Sin embargo, la embajada continuará investigando, pues debido a los daños se han registrado fallas en los sistemas de comunicación.

Los primeros cálculos indican que unos 180 salvadoreños residen en Japón. Para corroborar el dato, el Ministerio de Relaciones Exteriores pide a los compatriotas en Japón que se reporten a la embajada para gestionar alguna asistencia si es necesario.

Además, salvadoreños con familiares en Japón que necesitan asistencia pueden llamar a los teléfonos 2231-1094 y 22311362 para brindar la información necesaria.

Víctimas siguen en aumento tras hallazgo de más de 200 cuerpos 

El sismo y el tsunami de Japón provocaron la muerte de unas 337 personas personas (cifra en aumento), 531 desaparecidos y unos 241 heridos en el archipiélago, pero el balance podría ser más grave, indicaron los medios.

Posteriormente se informó que entre 200 y 300 cadáveres fueron hallados en la costa de Sendai, en la prefectura de Miyagi (nordeste de Japón). La Policía supone que se trata de cadáveres de residentes que murieron ahogados por el maremoto de diez metros de alto que alcanzó la zona, completó la agencia Kyodo.

El terremoto y las posteriores réplicas, de hasta 7.1 grados de magnitud, podrían haber causado "tremendos daños", admitió el portavoz del gobierno.

El sismo se produjo a las 2:46 de la tarde del viernes (hora de Japón), a 24.4 km de profundidad y a una centena de kilómetros de las costas de la prefectura de Miyagi y a 380 km al norte de Tokio, y fue seguido de violentas réplicas, según datos del Instituto de Geofísica de Estados Unidos (USGS).

En Tokio los edificios temblaron durante dos minutos y la mayoría de los habitantes se precipitaron a las calles, mientras se desencadenaban una decena de incendios.

Un gigantesco incendio se produjo en una refinería de la ciudad de Iichihara, en la región de Tokio.

El primer ministro, Naoto kan, aclaró de inmediato que el movimiento telúrico no había provocado escapes radiactivos en las centrales nucleares del país.

En la capital, unos cuatro millones de habitantes se quedaron sn electricidad y las zonas del puerto resultaron inundadas.

Un tsunami de 10 metros arrasó luego las costas de Sendai (noreste).

Otros puntos de la costa nipona en el Pacífico fueron igualmente afectados por olas de varios metros de altura.

Imágenes televisivas captadas desde un helicóptero mostraron buques de carga, automóviles y toneladas de materiales de todo tipo arrastrados por una gigantesca marea de agua pardusca estrellándose en el litoral Pacífico del país.

También mostraron torrentes de lodo desbordando el cauce del río Natori y destruyendo campos en la zona de Sendai, donde la pista del aeropuerto también quedó sumergida.

El Centro estadounidense de vigilancia de tsunamis alertó sobre un peligro de maremoto en casi todo el Pacífico, desde Australia a Sudamérica y Centroamérica.

"Un terremoto de semejante magnitud tiene el potencial de generar un tsunami devastador, capaz de golpear las costas cercanas en unos pocos minutos y las más alejadas en cuestión de horas", indicó el Centro en un comunicado.

"La sacudida fue tan fuerte que teníamos que agarrarnos de lo que podíamos para no caernos", contó un funcionario de Kurihara, una ciudad duramente golpeada por el sismo, en la prefectura de Kurihara.

"No podíamos huir, porque los temblores seguían", agregó el funcionario, contactado por teléfono por la AFP.

Japón se halla sobre el llamado "cinturón de fuego del Pacífico", una zona de actividad volcánica sobre placas de la corteza terrestre que se hunden a gran velocidad geológica (varios centímetros por año) en otras placas, un fenómeno que acumula enormes tensiones que deben liberarse en forma de sismos.

Tokio está situada en uno de los puntos más peligrosos de ese cinturón, sobre la intersección de tres placas (la Euroasiática, la del pacífico y la del Mar de Filipinas).

El movimiento telúrico desencadenó alertas de tsunami en los países vecinos.

El sismo provocó una caída de la Bolsa de Tokio y depreció la cotización del yen frente al dólar.

Links de interés 

Protección Civil activa sistema de emergencia por impacto de tsunami

Alertas de tsunami en Pacífico, incluyendo América Latina

Video sobre cómo tsunami arrasa ciudad 

Maremoto en Japón: ola arrasa todo a su paso

El más fuerte de los terremotos desde 1923 (pdf)