“Es alarmante que haya niños en este país que sufren desnutrición. Nuestro papel es buscar herramientas para ayudar.”
Dorte Ellehammer
representante del PMA
“Es necesario utilizar estos recursos para implementar estrategias y mejores programas de atención a esta población.”
Elbyn Ramírez
oficial de programa PMA
Más datos del mapa 2011
El estudio hace referencia a los estimados nacionales; el índice oficial es el de la FESAL.
En el país, el promedio de la tasa de mortalidad de niños de cero a 11 años es del 16%, pero es más alta a escala rural con un 18%. La tasa de mortalidad de niños de cero a cuatro años anda alrededor del 19%.
Solamente el 31% de las madres con hijos de cero a cinco meses de edad da lactancia materna, pero en la mayoría solo dura alrededor de dos meses.
El estado de la desnutrición en términos de talla para la edad de niños de tres a 59 meses alcanza un 19.2%. Pero se observa que las tasas son más elevadas en el área rural: se habla del 24.2%.
La prevalencia de anemia en los niños de 12 a 59 meses de edad es del 23%; pero en niños de seis a 23 meses, del 37.7%.
5%
es el nivel de desnutrición más bajo, en Concepción de Oriente, La Unión.
Escuche declaraciones de Elbyn Ramírez. Oficial programa PMA.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas presentó ayer el Mapa del hambre en El Salvador 2011 que identifica los municipios con mayor prevalencia en el retardo de talla en niños de seis meses a cinco años, que determina que un 19.2% de ellos sufre de desnutrición.

“No tenemos hambruna, porque afortunadamente El Salvador está como un país de renta media; pero lamento mucho decir que sí hay un serio problema de seguridad alimentaria y por eso todavía los términos generales del PMA, cuando hablamos de hambre, también apuntan a El Salvador”, dijo Dorte Ellehammer, representante del PMA en El Salvador.

Para realizar el mapa, la agencia internacional se apoyó en censos y estadísticas realizadas desde 2005 por diferentes organizaciones, instituciones y entes gubernamentales; principalmente, tuvo como fuentes los datos de la encuesta de Salud Familiar (FESAL 2008).

Los altos niveles de pobreza, de marginación y exclusión social, los efectos de crisis financieras, el aumento tras la crisis de los combustibles, el aumento de los alimentos a nivel global, el cambio climático (desastres naturales) y los altos niveles de dependencia en importaciones de alimentos, al igual que las fluctuaciones de los precios a escala regional e internacional han afectado directamente a El Salvador, según el PMA.

El estado de la desnutrición en términos de talla para niños de entre tres y 59 meses es también del 19.2%, pero las tasas son más elevadas a nivel rural, pues llegan a un 24.2% respecto de la urbana.

Entre las causas inmediatas están los accesos inadecuados a alimentos, cuidados inapropiados, acceso a los servicios de salud y la exposición a un medio ambiente insalubre.

“Es necesario hacer uso de este tipo de recursos para tratar de ir focalizando, implementando estrategias y mejores programas de focalización en atención a esta población”, enfatizó Elbyn Ramírez, oficial de programas PMA en El Salvador.

A detalle

El mapa detalla, además, la condición de desnutrición por segmentos poblacionales, incluido el nivel educativo de las madres de los menores. El valor estimado de desnutrición para este grupo de menores de edad oscila entre 36.6% y 42.1%.

Si bien el promedio nacional indica que 20 de cada 100 niños padecen desnutrición, hay municipios con tasas mayores al 38%.

Los clasificados como los de desnutrición muy alta son: Rosario de Mora, en San Salvador (48.6%); San Simón (39.95), Guatajiagua (42.3%) y Cacaopera (42.8%), todos en Morazán (42.8%); San José Villanueva, en La Libertad (38.3%); San Fernando, en Chalatenango (44.1%); y Tacuba, en Ahuachapán (41.3%).

“Es alarmante, y no importa el porcentaje, que hay niños en este país que sufren desnutrición. Nuestro papel es buscar instrumentos y herramientas que realmente puedan apoyar a focalizar dónde están los problemas más graves para juntos acabar con este problema de desnutrición en El Salvador”, explicó Ellehammer.

Los representantes del PMA recordaron que el trabajo y la tarea del país a futuro sigue siendo importante, ya que además los Objetivos de Desarrollo del Milenio tienen una meta propuesta por El Salvador para reducir al 15% la desnutrición.