Inauguración. El presidente de la República, Mauricio Funes, inauguró la jornada nacional de vacunación.

“Este esfuerzo ha sido posible por una apuesta decisiva de este gobierno por la prevención. Una apuesta que significó triplicar el presupuesto.”
Mauricio Funes
presidente de El Salvador
“La salud se hace con el pueblo. Nuestra idea central es llegar a los lugares menos accesibles de los países de las Américas.”
Consuelo Gross
subdirectora OPS
118,000
niños serán vacunados contra rubéola y sarampión.
Vacunar a los estudiantes
El Ministerio de Educación contribuirá con Salud.
Los directores de los centros escolares servirán de orientadores a los padres de familia. Ellos informarán sobre los horarios de vacunación, ubicación geográfica y fechas programadas.
En la Ley de Vacunas se estableció que los profesores de los centros escolares que identifiquen estudiantes no vacunados deberán remitirlos al centro de salud más cercano en un lapso no mayor de 30 días.
Educación también promueve medidas de prevención para enfermedades como la gripe A (H1N1) y el dengue, en identificar los casos y recomendar a los padres la búsqueda de atención.

social

Un total de $14 millones ha invertido el Gobierno en la adquisición de vacunas en 2012, reveló ayer el presidente Mauricio Funes, tras inaugurar en La Palma, Chalatenango, la jornada de vacunación.

“Este esfuerzo ha sido posible por una apuesta decisiva de este Gobierno por la prevención. Una apuesta que significó triplicar el presupuesto en vacunas en apenas dos años”, dijo el mandatario.

Funes comparó lo erogado en su administración con gobiernos anteriores, al recordar que en 2008 se invirtieron $4.6 millones en campañas de vacunación a escala nacional.

Con la triplicación del monto, el esquema subió de nueve a 12 inmunizaciones contra 13 enfermedades, entre las que están sarampión, poliomielitis y rubéola, explicó el gobernante. Además, se prevé erradicar el tétano neonatal, agregó el presidente.

En la red pública se compran las vacunas y en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social los insumos y las jeringas, explicó.

Durante el acto, funcionarios de Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador oficializaron la primera Semana Mundial de Inmunización y la décima Semana de Vacunación de las Américas.

El vicepresidente de la República, Salvador Sánchez Cerén; la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez; y el director del Seguro Social, Leonel Flores, también estuvieron presentes.

El objetivo regional es vacunar a 44 millones de personas.

La idea es motivar a la población para que además de los niños, los adultos también se inmunicen.

“Tenemos una de las coberturas más altas de América Latina, algo que nos debe llenar de orgullo y nos debe animar a seguir trabajando como lo estamos haciendo”, dijo Funes.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con la acción podrían prevenirse entre dos y tres millones de muertes cada año a escala mundial.

Socorro Gross, subdirectora de la OPS, aseguró que la campaña en el continente está dirigida a las personas que viven en las zonas remotas de los países.

“La salud se hace con el pueblo”, manifestó la funcionaria de la entidad rectora de la salud.

Campaña en el país

En El Salvador, la campaña está dirigida a fortalecer el programa de vacunación en los niños menores de cinco años.

Además, para prevenir una epidemia de gripe A (H1N1), como la vivida en Guatemala, los sectores vulnerables de la población también serán vacunados.

Salud proyecta administrar más de un millón de dosis.

En el caso de la vacunación contra el sarampión y rubéola, el Ministerio de Salud de El Salvador tiene planificado vacunar a 118,000 niños menores de cuatro años.

Además, otros 132,000 niños de 12 años también serán protegidos contra estas enfermedades gracias a una inversión de $500,000.

El Ministerio de Educación jugará un papel clave para promover las vacunas entre los estudiantes.