El ISSS ha abierto ofertas laborales a personas con discapacidad, teniendo en cuenta que siempre es difícil encontrar trabajo. Para una persona con incapacidad el esfuerzo se duplica, porque a su criterio “los subestiman” y los empleadores creen que no pueden hacer labores rutinarias.

 

Por ello, cuando tienen oportunidad de hacerlo, “hay que aprovechar”, así lo expresó Elsa Castro, una señora bajita de 36 años y que usa prótesis debido a que un microbús provocó la amputación de su pierna derecha.

 

Ayer Elsa hizo una fila de 20 personas para entregar la documentación requerida en la planilla 1 de la Torre Administrativa del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

 

La autónoma ha girado una convocatoria a las personas con discapacidad para que apliquen a una plaza de trabajo.

 

El llamado ha tenido éxito y los primeros cuatro días hábiles del año, 193 personas se han acercado para buscar información que les permita obtener un espacio laboral en la institución.

 

De ellos, 136 han presentado la documentación completa y 56 están en proceso de completarla, explicó Lorena de Vásquez, encargada de Administración y Recursos Humanos del ISSS.

 

Currículum Vitae, certificación del grado de discapacidad que padecen, DUI, NIT y títulos que posee son los requisitos a cumplir por los solicitantes de empleo.

 

Elsa no obtuvo la respuesta esperada y tendrá que regresar, pues no tiene actualizada la certificación del grado de discapacidad que padece y que es extendida por el Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Inválidos, ISFA y Ministerio Trabajo.

 

Es la primera vez que Elsa aplica a un trabajo en una empresa; desde que tuvo el accidente se dedica a la costurería y a enseñar manualidades.

 

Las prestaciones del Seguro Social para el mantenimiento de sus prótesis es, además del ingresó fijo, lo que ha motivado a Elsa a buscar una plaza.

 

Los gastos han incrementado a medida que sus tres hijos han crecido. Tienen entre cinco y 15 años.

 

Vásquez explicó que la iniciativa es parte del cumplimiento del llamado del presidente de la República, Mauricio Funes para incluir al sector laboral a las personas con alguna discapacidad.

 

Si bien es cierto la iniciativa es aplaudida por las personas que aplican con esperanzas, la autónoma aún no tiene definido el número de plazas que estarán disponibles para colocar a los aplicantes. Tampoco se sabe cuándo podrían ocurrir contrataciones.

 

Lo anterior dependerá de la cantidad de personas de la institución que apliquen al retiro voluntario.

 

La Ley de Equiparación de Oportunidades dice que en todas las empresas, por cada 25 empleados tiene que haber, al menos, un trabajador con discapacidad. El ISSS cuenta con 13,820 empleados en el área administrativa como hospitalaria. Para cumplir deberá contratar a 840 postulantes.

Una ley que no se ha cumplido

Desde su aprobación en el año 2000, la Ley de Equiparación de Oportunidades no se ha cumplido en el país.

La Ley de Equiparación de Oportunidades dice que en todas las empresas, por cada 25 empleados, tiene que haber, al menos, un trabajador con discapacidad.

Un convenio entre la Secretaria de Inclusión, INSAFORP y OEA facilitará una certificación oficial de formación para personas con discapacidad que aspiren a desempeñar cargo laboral.

El CONAIPD pasará a trabajar bajo la supervisión de la Secretaría de Inclusión Social.

<img src="images/stories/nacion/20100108/1804736_0.jpg" border="0" title="FOTO DE LA PRENSA/Giovanni Cuadra" width="300" /><p>&nbsp;</p><p> </p><p>El ISSS ha abierto ofertas laborales a personas con discapacidad, teniendo en cuenta que siempre es difícil encontrar trabajo. Para una persona con incapacidad el esfuerzo se duplica, porque a su criterio “los subestiman” y los empleadores creen que no pueden hacer labores rutinarias.</p><p>&nbsp;</p><p>Por ello, cuando tienen oportunidad de hacerlo, “hay que aprovechar”, así lo expresó Elsa Castro, una señora bajita de 36 años y que usa prótesis debido a que un microbús provocó la amputación de su pierna derecha. </p><p>&nbsp;</p><p>Ayer Elsa hizo una fila de 20 personas para entregar la documentación requerida en la planilla 1 de la Torre Administrativa del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS). </p><p>&nbsp;</p><p>La autónoma ha girado una convocatoria a las personas con discapacidad para que apliquen a una plaza de trabajo.</p><p>&nbsp;</p><p>El llamado ha tenido éxito y los primeros cuatro días hábiles del año, 193 personas se han acercado para buscar información que les permita obtener un espacio laboral en la institución.</p><p>&nbsp;</p><p>De ellos, 136 han presentado la documentación completa y 56 están en proceso de completarla, explicó Lorena de Vásquez, encargada de Administración y Recursos Humanos del ISSS.</p><p>&nbsp;</p><p>Currículum Vitae, certificación del grado de discapacidad que padecen, DUI, NIT y títulos que posee son los requisitos a cumplir por los solicitantes de empleo. </p><p>&nbsp;</p><p>Elsa no obtuvo la respuesta esperada y tendrá que regresar, pues no tiene actualizada la certificación del grado de discapacidad que padece y que es extendida por el Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Inválidos, ISFA y Ministerio Trabajo.</p><p>&nbsp;</p><p>Es la primera vez que Elsa aplica a un trabajo en una empresa; desde que tuvo el accidente se dedica a la costurería y a enseñar manualidades. </p><p>&nbsp;</p><p>Las prestaciones del Seguro Social para el mantenimiento de sus prótesis es, además del ingresó fijo, lo que ha motivado a Elsa a buscar una plaza.</p><p>&nbsp;</p><p>Los gastos han incrementado a medida que sus tres hijos han crecido. Tienen entre cinco y 15 años.</p><p>&nbsp;</p><p>Vásquez explicó que la iniciativa es parte del cumplimiento del llamado del presidente de la República, Mauricio Funes para incluir al sector laboral a las personas con alguna discapacidad. </p><p>&nbsp;</p><p>Si bien es cierto la iniciativa es aplaudida por las personas que aplican con esperanzas, la autónoma aún no tiene definido el número de plazas que estarán disponibles para colocar a los aplicantes. Tampoco se sabe cuándo podrían ocurrir contrataciones.</p><p>&nbsp;</p><p>Lo anterior dependerá de la cantidad de personas de la institución que apliquen al retiro voluntario.</p><p>&nbsp;</p><p>La Ley de Equiparación de Oportunidades dice que en todas las empresas, por cada 25 empleados tiene que haber, al menos, un trabajador con discapacidad. El ISSS cuenta con 13,820 empleados en el área administrativa como hospitalaria. Para cumplir deberá contratar a 840 postulantes.</p>

Una ley que no se ha cumplido

Desde su aprobación en el año 2000, la Ley de Equiparación de Oportunidades no se ha cumplido en el país.

La Ley de Equiparación de Oportunidades dice que en todas las empresas, por cada 25 empleados, tiene que haber, al menos, un trabajador con discapacidad.

Un convenio entre la Secretaria de Inclusión, INSAFORP y OEA facilitará una certificación oficial de formación para personas con discapacidad que aspiren a desempeñar cargo laboral.

El CONAIPD pasará a trabajar bajo la supervisión de la Secretaría de Inclusión Social.