La ley que regula

La renovación de placas para un parque de más de 680,000 vehículos será una realidad a partir de enero de 2011, según confirmó ayer el titular del Viceministerio de Transporte (VMT), Nelson García.

El funcionario informó que ya se encuentran en la etapa inicial del proceso, en conjunto con el Ministerio de Hacienda, para determinar lo concerniente a los términos de referencia y los mecanismos de licitación para el caso. El cambio de placas está normado dentro de la Ley de Derechos Fiscales por la Circulación de Vehículos, y el ejecutor de la medida es el VMT.

“La renovación de las placas comienza en enero de 2011”, aseguró García, con lo que se pondría fin a la prórroga de vigencia de las placas versión 2000, y que fueron entregadas a lo largo de 2001.

“Ya se ha prorrogado en dos ocasiones ese tema y creemos que ya es tiempo, y nosotros estamos trabajando para renovarlas en enero de 2011”, explicó.

La última prórroga se dio en 2007, y vence justamente en diciembre de este año. Así, los propietarios de vehículos han circulado por al menos nueve años con las mismas placas. Aunque la misma Ley de Derechos Fiscales por la Circulación de Vehículos dice, en su artículo 14, que la vigencia es de cinco años.

La última vez que los salvadoreños se enrolaron en el cambio de placas fue durante 2001, y se iban cambiando según el mes de cumpleaños de los propietarios. En aquel tiempo, eran más de 400,000 vehículos.

El viceministro García no detalló el mecanismo de entrega de placas a utilizar, lo que sí afirmó es que tratarán de que el precio se mantenga en $42.03, que fue el costo de 2001. “Estamos tratando y buscando que sean los costos menores posibles, aunque están establecidos dese hace 10 años, y eso no ha sido modificado”, explicó el funcionario.

En cuanto a innovaciones, el titular del VMT solo adelantó que están buscando que tengan mayores niveles de seguridad para prevenir el robo de vehículos.

Para contratar a la empresa que emitiría las nuevas placas, el VMT afirma que se trataría de una licitación internacional, ya que en el país no hay empresas que hagan este tipo de trabajo.

Puntos de vista

El viceministro no considera que sea necesaria una prórroga más para las actuales placas, ya que los vehículos del país tienen casi 10 años de circular con las mismas.

Sin embargo, al ser consultados sobre el tema, los diputados de la comisión de obras públicas tienen una opinión diferente.

Para Carlos Reyes, de ARENA, hoy por hoy las placas se ven todas en buen estado, y por la situación económica que hay en el país podría recomendar que se otorgue otra prórroga a la vigencia de las versión 2000.

El diputado, quien aclaró que falta discutir el tema en la fracción legislativa de su partido, es de la idea que la prórroga podría ser de tres o cuatro años más. “Ya está difícil la situación económica y no vayamos a incurrir en un gasto más que tenga que pagar la población salvadoreña”, expresó.

Por su parte, Elizardo González Lovo, diputado del PCN, propone que los propietarios de vehículos paguen por las placas, pero que se sigan utilizando las mismas: “Lo que necesitamos son recursos, que la gente solo pague por el tiempo más de las placas y seguir usando las mismas”.

En los próximos días presentaría el proyecto de ampliación, pero pagando siempre los derechos. Así, según el diputado, se ahorra la “tortura” de hacer experticia al vehículo y trámites engorrosos para el cambio. El pago de las placas, según la propuesta que maneja González Lovo, iniciaría en enero de 2011.

Pero el diputado Gaspar Portillo, del FMLN, no quiso adelantarse al tema de las placas y dijo que en su momento se discutiría. “Yo creo que talvez no sería una prórroga, sino que buscar algún otro mecanismo, que aunque no me podría adelantar específicamente, alguna de las cosas que podrían implementarse es el cambio de placas o, como se hace en otros países una calcomanía que permita darle vigencia”, señaló, y aclaró que se buscaría la forma de no afectar a la población.

El plazo de la prórroga para la actual generación de placas vence el 31 de diciembre de 2010. En 2007, el VMT había iniciado el proyecto para renovarlas. Incluso las autoridades ya habían dicho que el costo sería el mismo y que habría cambio de color en estas para distinguir el tipo de transporte.

En julio de 2007, la licitación para el suministro de placas para el parque vehicular del país fue suspendida “por razones de interés público”, y fue entonces que los diputados aprobaron la prórroga que vence a finales de 2010.