La bondad del café no tiene límites. Además de dar un buen sabor de boca a los paladares que gustan del café tostado molido, este puede ser utilizado como un remedio casero para combatir a los zancudos, en especial al Aedes aegypti, responsable de transmitir el dengue.

Las investigaciones de la bióloga brasileña Alessandra Laranja llevaron a la conclusión que la cafeína bloquea el desarrollo del insecto en larva y disminuye el número de huevos que produce un zancudo hembra.

El proceso es simple y barato: dos cucharadas colmadas de residuo de café —conocido como chingaste—, se diluyen en medio vaso de agua y esto se coloca en los platos de las macetas, dentro de las plantas y sobre la tierra, jardines o huertos. Incluso se puede poner en recipientes que tienden a acumular agua como jarrones o llantas.

“Sé que funciona, lo comencé a usar y me ha dado buenos resultados”, afirma el caficultor Rodolfo Ruffatti, quien también aprovecha el método como un abono natural para sus plantas.

Según las investigaciones de la bióloga, 500 microgramos de cafeína de residuo de café por mililitro de agua bloquean el desarrollo de la larva en el segundo de sus cuatro etapas y reduce el tiempo de vida de los mosquitos adultos. “No es necesario diluir los residuos en agua para usarlos”, sostiene la bióloga. Estos se pueden colocar directamente en los recipientes y se diluirá con el agua que cae después de regar las plantas. El proceso es recomendado hacerlo cada siete días.

Lo más importante que notó Laranja en sus investigaciones es que la larva no crea resistencia a la cafeína, lo que permite usar el método de forma constante. Contrario a lo que sucede cuando hay un uso regular de insecticidas, en el que las larvas crean anticuerpos para continuar su ciclo de vida.

“Los estudios corroboran a la cafeína como una alternativa ante la resistencia que presenta el Aedes aegypti”, señala en el trabajo que presentó al Instituto de Biociencias, Letras y Ciencias Exactas (IBILCE) de la Universidad Estatal Paulista (UNESP).

El rápido desarrollo de resistencia en los zancudos es favorecida por ciertas características, que incluye: su corto ciclo de vida (de 11 a 18 días) y la abundante proliferación (entre 70 y 150 huevos depositados por hembra).

Una amenaza latente

Actualmente, el país tiene una alerta amarilla por dengue, y el Ministerio de Salud ha decretado que hay epidemia. No se han reportado fallecimientos por esa enfermedad pero ya se contabilizan 1,737 casos confirmados, de los cuales 41 son del tipo hemorrágico.

El dengue ha afectado a residentes de 102 municipios del país y se han identificado dos serotipos de cepas.

El Ministerio de Salud afirma que necesita $3 millones para controlar el dengue en el país. Gobernación ya aprobó $1,150 millones para atender la emergencia de la epidemia, cuyo plan de combate podría prologarse hasta tres meses.