Pérdida. Boston cortó su racha de seis derrotas seguidas ante Miami.

Paul Pierce encestó la canasta de la ventaja definitiva cuando restaban 31 segundos del segundo tiempo extra y los Celtics de Boston derrotaron ayer por 100-98 a los Heat de Miami después de enterarse de que su estelar armador Rajon Rondo se perderá el resto de la temporada por una lesión en la rodilla derecha.

Rondo será operado tras sufrir un desgarre en el ligamento anterior cruzado de la rodilla derecha. Se lesionó hacia el final del partido que perdió Boston por 123-112 ante los Hawks de Atlanta, también en doble tiempo extra, el viernes en la noche.

La ausencia del base fue superada por los Celtics, que rompieron ante el campeón la mala racha de seis derrotas seguidas. Shane Battier tuvo la oportunidad de anotar el triple que podría haber dado el triunfo a Miami al final del segundo tiempo extra, pero lo erró e hizo que Boston quede con 21 triunfos y 23 derrotas en el octavo puesto de la Conferencia Este.

El de ayer fue el primer juego en Boston para Ray Allen desde que dejó a los Celtics tras cinco temporadas y firmó como agente libre con Miami. Anotó 21 puntos.

Mientras, Kevin Garnett encabezó el ataque de los Celtics con 24 unidades y 11 rebotes, mientras que Pierce registró 17 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias. LeBron James encestó 34 unidades por el Heat. El brasileño Leandro Barbosa anotó nueve puntos en 30:02 minutos. Acertó cuatro de ocho tiros de campo; tuvo tres rebotes y cuatro asistencias.