El Manchester United recibe en la 25.ª jornada de la liga inglesa al humilde Fulham en Old Trafford dispuesto a sumar una nueva victoria que lo aleje del segundo clasificado, el Manchester City, que espera por su parte al Liverpool del uruguayo Luis Suárez.

Si cumple el United hoy con su obligación en el oeste de Londres, los de Roberto Mancini quedarían momentáneamente 10 puntos por detrás y saltarían mañana al Etihad Stadium con presión añadida para enfrentarse a unos reds que luchan por meterse en posiciones europeas.

El City disfrutó esta semana de una oportunidad para reducir a tan solo dos puntos la distancia con sus vecinos, con quienes ya rivalizó la pasada temporada hasta la última jornada para proclamarse campeón, pero tropezó en el campo del colista, el QPR del español Esteban Granero (0-0) y dio aire a los de Alex Ferguson.

Los de Mancini están obligados a ganar si no quieren perder la estela del líder, al que se han acercado gracias a una racha de buenos resultados que solo quedó empañada por el pinchazo ante el Queens Park.