Sin acceso
La dirección de Maternidad impidió que la niña fuera fotografiada pese a la autorización del padre. Si desea ayudar a los padres de Elisa, puede abonar a la cuenta 009401-00-039950-4.
Elisa, la bebé siamesa que fue separada con éxito en junio por un grupo de médicos salvadoreños del Hospitales de Maternidad y del Benjamín Bloom, se recupera sin inconvenientes. Ya succiona la leche materna, sin ningún problema, que le proporcionan por medio de un biberón.

La bebé, que cumplió dos meses de vida tras ser separada de su hermana, a la que estaba unida por la parte baja del tórax y el borde inferior del hígado, ha recuperado peso: subió de 2.2 a 3.5 libras.

La madre de Elisa se ha recuperado sin complicaciones.

La pequeña, que recibe asistencia médica en el Hospital Nacional de Maternidad, podría ser dada de alta en 20 días; tiempo en que los médicos se asegurarán de que gane más peso, informó Edgardo Ortiz, médico de la uci de ese centro de salud.

Confirma médico

“El estado de salud de la niña que se llama Elisa, que es la siamesa que era correspondiente al lado derecho, se encuentra estable y está en recuperación nutricional, eso significa que está ganando peso y está terminando el tratamiento”, afirmó Ortiz.

Elisa está en proceso de superar una enfermedad de los ojos que con frecuencia padecen los infantes prematuros.

Los sentimientos del padre de la niña están cruzados por la alegría respecto a la mejoría de su hija, que pronto se la llevarán a su casa, y la tristeza por la muerte de su otra pequeña. Sin embargo, el caso, para él, es “un milagro de Dios”.

La preocupación del padre es que sus ingresos económicos son menores de $200.

La difícil situación económica le impide viajar a diario al hospital y solo la visita los domingos. El padre se siente agradecido con los especialistas que la operaron.