Reincidencia. Nelson Mandela ya fue ingresado en marzo por esta misma infección. Se dice que la contrajo durante los años en los que estuvo preso por combatir el régimen racista del apartheid.

Video por

El expresidente sudafricano Nelson Mandela ingresó hoy en un hospital de Pretoria tras sufrir una recaída a causa de una infección pulmonar, informó la Presidencia de Sudáfrica a través de un comunicado.

El expresidente sudafricano Nelson Mandela se encuentra grave pero estable tras ingresar ayer en un hospital por la recaída de una infección pulmonar, mientras Sudáfrica contiene el aliento y le desea una pronta recuperación.

La preocupación en el país austral estalló a primera hora de la mañana, cuando la Presidencia de Sudáfrica informó en un comunicado de que Mandela, de 94 años, había sido hospitalizado “en estado grave pero estable”. “Esta mañana en torno a la 01:30 horas, su estado se deterioró y fue trasladado a un hospital de Pretoria”, afirma la nota.

“El expresidente –señala el comunicado– está recibiendo cuidados de expertos médicos y los doctores están haciendo todo lo posible para que mejore y esté cómodo.” “El presidente Jacob Zuma, en nombre del Gobierno y la nación, desea a Madiba (como se conoce popularmente a Mandela en su país) una rápida recuperación, y pide a los medios y a los ciudadanos que respeten la intimidad de Madiba y su familia”, añade el comunicado.

Horas después, el portavoz de la presidencia, Mac Maharaj, reiteró el diagnóstico y, en declaraciones al canal televisivo eNCA, precisó que el exmandatario respira por sí mismo, lo que es una “buena señal”. “Madiba es un luchador y, mientras su espíritu siga ahí, él va a estar con nosotros”, dijo Maharaj, quien recordó que el expresidente sufre la infección desde sus años de reclusión en prisión durante casi tres décadas por combatir el régimen racista del apartheid.

La esposa de Mandela, la mozambiqueña Graa Machel, lo ha acompañado en el hospital tras cancelar un compromiso en Londres, según confirmó el portavoz. El expresidente fue ingresado el pasado marzo en un hospital del país por el mismo problema y tratado intensivamente durante 10 días, hasta que fue dado de alta el 6 de abril.

Aunque el Gobierno no ha precisado el centro médico que atiende a Madiba, algunos periodistas se concentraron a las puertas de un hospital en Pretoria en el que se sospecha que está el exmandatario. Tras conocerse el ingreso de Mandela, las manifestaciones de apoyo y solidaridad se han sucedido durante todo el día en Sudáfrica.