Los enfrentamientos en la ciudad de Bengasi (este) durante ayer, sábado, causaron 31 muertos y cerca de un centenar de heridos, supo Efe de fuentes médicas, que elevaron el primer balance ofrecido y que hablaba de once muertos y 38 heridos.

Bengasi, segunda ciudad libia y situada a 1.200 kilómetros al este de Trípoli, fue escenario de choques armados que empezaron a media tarde de ayer después de que varias decenas de manifestantes organizaran una protesta ante un edificio que sirve de sede a una milicia armada que está situado en la carretera hacia el aeropuerto.

Los manifestantes reclamaban la disolución de todas las milicias y la creación de un ejército regular.

La situación degeneró después de que uno de los manifestantes intentara entrar a la fuerza en el interior el edificio, lo que llevó a los milicianos a abrir fuego.

El jefe de esa milicia, llamada "Escudo de Libia", Wissam Ben Hamid, declaró a Efe que los primeros disparos fueron hecho por individuos que figuraban entre los manifestantes y que el edificio incluso había sido objetivo de tiros de mortero que causaron muertos entre los milicianos.

Ante esos incidentes de Bengasi el Ministerio libio de Defensa ordenó hoy la evacuación de todos los edificios ocupados por los integrantes de esa milicia en todo el país y su entrega a las fuerzas gubernamentales.