La empresa constructora MECO, que se encargó de dos tramos de la carretera Longitudinal del Norte, tiene la expectativa de que se le reconozca los costos adicionales en sus obras con fondos del Gobierno estadounidense.

La empresa ingresó dos solicitudes para iniciar un arbitraje contra FOMILENIO porque esta institución, ejecutora de los fondos que donó la Corporación del Reto del Milenio (MCC), todavía no responde por los gastos adicionales, que según MECO debe reconocerles por dos tramos.

Este medio pidió a FOMILENIO una reacción, pero no hubo confirmación al cierre de la nota.

Si ambas partes terminan en una solución amistosa, entonces se podrá retribuir el dinero con fondos de la MCC. Pero en caso que todo se resuelva con un arbitraje internacional, a favor de la empresa constructora, tendrá que pagarse con fondos públicos. “No solo causa y causará más perjuicio al constructor sino y de manera grave a las finanzas públicas”, señaló MECO en un documento.