Encuentro. La próxima reunión ministerial del G20 se realizará en Moscú el 15 y 16 de febrero.

Estados Unidos defenderá ante el G20 la importancia de evitar “devaluaciones competitivas” y promoverá un ajuste fiscal “equilibrado” que favorezca la recuperación económica global, afirmó la subsecretaria de Asuntos Internacionales del Tesoro de EUA, Lael Brainard.

La funcionaria estadounidense defendió que los tipos de cambio deben estar “determinados por el mercado” y criticó las manipulaciones de las divisas que puedan degenerar en “devaluaciones competitivas”.

Brainard será quien represente a Estados Unidos en el encuentro de ministros de Finanzas del G20 (que agrupa a países desarrollados y emergentes) que se celebrará en Moscú el 15 y 16 de febrero.

En las últimas semanas, la reciente bajada de la cotización del yen japonés frente a otras monedas, como el dólar y el euro, ha sido interpretada por algunos economistas como una consecuencia de la política monetaria expansiva de Tokio con la intención de hacer ganar competitividad a sus exportaciones.

Por otro lado, Brainard afirmó que “los riesgos para la economía mundial se han reducido, pero es importante reimpulsar el crecimiento global” con medidas de estímulo de la demanda.

Otro tema que se abordaría en el encuentro es la “fragmentación” en las regulaciones financieras internacionales. El Instituto Internacional de Finanzas (IIF), principal asociación internacional de banqueros con más de 450 miembros y sede en Washington, señaló en su tradicional carta a la presidencia del G20, que ocupa Rusia, su “profunda preocupación” por la tendencia hacia “nuevas regulaciones financieras fragmentadas”.

Su nuevo director gerente, Tim Adams, aseguró: “La cooperación internacional fue de fundamental importancia para llevar la economía mundial al crecimiento en el pasado”.

Por ello, alertó de que si no se preserva este “espíritu” se corre el riesgo de “inhibir la recuperación global que tan desesperadamente necesitan personas en todo el mundo”.