La devaluación del bolívar anunciada por el Gobierno de Venezuela genera preocupación entre empresarios uruguayos, que temen perder negocios de exportación a ese destino a causa de la medida cambiaria.

“Hay muchas empresas lácteas que podrán verse complicadas en sus exportaciones. Esto preocupa al sector y a la Cámara” de Industrias del Uruguay, declaró el presidente de esa gremial empresarial, Javier Carrau, citado en El País.

Uruguay realizó ventas a Venezuela por $406 millones en 2012, lo que situó a ese mercado como su tercer mayor cliente, según cifras oficiales. Las exportaciones de quesos y requesón uruguayos a ese país fueron por $176 millones.

El Gobierno venezolano anunció el viernes pasado un incremento del tipo de cambio oficial de 4.3 a 6.3 bolívares, entre otras medidas. “Va a haber otra realidad (comercial) con Venezuela. Veremos cómo impacta en cada sector”, comentó la secretaria ejecutiva de la Unión de Exportadores, Teresa Aishemberg.

Observan ilícitos

El ministro de Hacienda colombiano Mauricio Cárdenas viajará el 4 de marzo a Caracas para discutir un plan contra el contrabando de productos venezolanos. Dijo se ha convertido en un “tsunami” tras la devaluación del bolívar.

Cárdenas se reunirá con su homólogo, Jorge Giordani, “creo que podemos tener un diálogo concreto y fructífero sobre posibles medidas del lado venezolano que nos ayuden a contener este tsunami de productos de Venezuela que está generando un efecto negativo sobre sectores empresariales en nuestro país”, indicó el ministro.