Encuentro. El vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro (derecha), saluda al gobernador opositor Henrique Capriles Radonski.

2003
Año en que el Gobierno estableció control de divisas.
“Tenemos con nuestra hermana República de Cuba una relación transpa- rente, estratégica y no es de ahora.”
Rafael Ramírez
ministro venezolano de Energía, al rechazar acusaciones sobre injerencia de Cuba
El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció ayer que el mandatario Hugo Chávez, quien convalece en Cuba por la recurrencia del cáncer, aprobó la designación como canciller del exvicepresidente Elías Jaua.

El nombramiento fue anunciado por Maduro al entregar en la Asamblea Nacional (Congreso) el informe de gestión de gobierno del año 2012.

“El presidente acaba de anunciar el nombramiento de Jaua como ministro para las Relaciones Exteriores”, dijo Maduro, quien se limitó a entregar el informe, pues el discurso de la sesión en el acto corresponde al presidente, según la Constitución.

Maduro mantuvo hasta ayer el cargo de canciller, en el que se desempeñó por más de cinco años.

Jaua, considerado un hombre del ala radical de oficialismo, ocupó la vicepresidencia hasta octubre del año pasado para buscar la gobernación del estado central de Miranda en las elecciones regionales del mes pasado, que perdió ante el excandidato presidencial Henrique Capriles.

“Agradezco al comandante Hugo Chávez este nuevo acto de confianza para conmigo”, dijo Jaua.

Escasean alimentos

Venezuela encara una escasez de alimentos, la cual muchos economistas coinciden en que es causada por un mal manejo de la economía a través de controles de precios y de divisas, aunque el Gobierno lo atribuye a la especulación de los comerciantes, incluido el acaparamiento de productos para forzar un alza en los precios.

A la escasez y desabastecimiento que aquejan a los venezolanos desde hace varios años se suma ahora la incógnita sobre quién tomará las medidas económicas necesarias, como un ajuste en la tasa de cambio y la liberalización en los controles de precios de productos, ante la ausencia prolongada del presidente Chávez.

Analistas consultados atribuyen la escasez al fracaso de un modelo económico basado en férreos controles de divisas y de precios, así como a una reducción del aparato productivo privado tras años de expropiaciones y nacionalizaciones a empresas nacionales y extranjeras.