En toda Alemania, luego de la muerte de “Sexy Cora”, se alzan las voces que exigen mayor control en estas cirugías.

La actriz, famosa por participar en “Big Brother” alemán, murió debido a un paro cardíaco.

fama

Carolin Ebert (“Sexy Cora”), actriz porno y ex concursante del “Gran Hermano” alemán, falleció a los 23 años de edad al sufrir un paro cardiaco después de someterse a una nueva operación de aumento de pecho.

La noticia abrió un intenso debate en todo el país acerca de los límites que pueden ponerse a las intervenciones de cirugía estética.

La “showgirl” sufrió el paro en una clínica privada al someterse a su sexta operación de aumento de senos. Los médicos decidieron entonces inducirle el coma y la joven no resistió.

“Los daños cerebrales eran demasiado graves y la presión sanguínea disminuía constantemente”, informó el propio esposo de la joven, Tim Wosnitza, de 25 años.

“Le cogí la mano y le dije que la amo y que siempre la tendré en mi corazón. Después quedó dormida y en paz”, prosiguió.

La Fiscalía de Hamburgo investiga ahora si existió negligencia médica, mientras que el cirujano y la anestesista que la atendieron en la clínica privada Hamburg Eppendorf (UKE) rechazan todas las acusaciones.

La autopsia exigida por la fiscalía ha de determinar la causa exacta de su muerte en los próximos días. Según dijo hoy el fiscal general, Wilhelm Möllers, todavía no existen pruebas suficientes.

Los investigadores intentan averiguar también si “Sexy Cora” ingirió hormonas de crecimiento antes de la operación, ya que estaba intentando conseguir récords para hacerse famosa.

De hecho, en 2009 tuvo que ser hospitalizada con problemas respiratorios tras fracasar en su intento de batir el récord de felaciones en un día, hasta entonces en 200.

“Sexy Cora” solo llegó a 75, pero un año después volvía a saltar a los titulares al hacerse con varios premios amateur de su rama.