Foto por

1 de 8

 

Para poder ser considerado un gallardo no solo es necesario tener un físico que pueda corroborar la “fachada” de un rompecorazones. A esto también se le suman la actitud y el carisma con los que “el galán” se desenvuelva en la televisión, porque es lo que lo convierte en rompecorazones entre el género femenino.

Ser un caballero, además de poder tener porte de conquistador, es lo que hace que una mujer pueda posar sus ojos y convertir al ser masculino en un verdadero galán. Daniel Rucks, Gerardo Parker, Juan Carlos, Francisco González, Baltazar Berdugo, Guillermo Estrada y Roberto Acosta son algunos de los hombres por los que algunas mujeres salvadoreñas suspiran a diario en los diferentes programas de televisión de los que forman parte.