Investigación. El fiscal general, Luis Martínez, asegura que la FGR indaga a una estructura local de narcotráfico. La imagen corresponde a la más reciente incautación en la frontera de El Amatillo: un furgón guatemalteco con 10 kilos de cocaína.

El fiscal general, Luis Martínez, confirmó que la institución que dirige tiene una investigación avanzada respecto a estructuras de narcotraficantes que operan en el país, con nexos transnacionales, y en la cual, dijo, se ha involucrado durante “horas” en su análisis.

“Tenemos una investigación que lleva muy buen avance de una estructura fuerte relacionada con narcotráfico y oportunamente vamos a presentarla ante los tribunales”, dijo Martínez cuando se le cuestionó acerca de los informes que ha recibido de parte de las unidades especializadas que se dedican a la investigación del crimen organizado, el blanqueo de capitales y el narcotráfico.

Según el titular de la FGR, la estructura indagada “tiene diferentes componentes, ya son delitos de carácter también transnacional”. Una estructura, según el fiscal, que ha trasegado drogas especialmente por vía terrestre.

El fiscal, que no dio detalles específicos de la investigación, tampoco aclaró la zona del país donde opera la estructura. “Acuérdese que el fenómeno criminal se transforma y es mutante. Entonces nosotros tenemos que ir también adelante de ese tipo de transformaciones que ellos están realizando y obviamente esto tiene que ver mucho con el trabajo que realiza la parte de la Policía Nacional Civil y nosotros”, se excusó el fiscal Martínez.

En la entrevista, concedida el pasado 28 de diciembre, el funcionario, juramentado hace menos de un mes, también se refirió a otro tipo de temáticas, como el refuerzo presupuestario necesario para la Fiscalía General de la República (FGR), la independencia política que dice tener e incluso a la permanencia de su cuenta en la red social Twitter: @luism_abogado (ver entrevista aparte).

LA PRENSA GRÁFICA publicó a inicios de diciembre que varios salvadoreños están siendo investigados por la FGR. Sus nombres han sido vinculados a delitos de narcotráfico debido a la incautación de más de 700 kilos de cocaína, en diversas fechas y alijos, entre 2011 y 2012 en la frontera de Peñas Blancas, que divide Costa Rica y Nicaragua.

Por estos casos, que implican a por lo menos 14 salvadoreños, aún no hay capturas en El Salvador.

El fiscal Martínez manifestó: “Aquí vamos a entrar con mano firme contra el delito” cuando se le cuestionó si planea llegar a rangos jerárquicos altos en delitos que impliquen crimen organizado, narcotráfico o lavado.

Hasta antes de diciembre, cuando se realizaron decomisos en la frontera de El Amatillo, el único alijo de cocaína grande que las autoridades habían incautado fue el de 118 kilos en una lancha ubicada en la playa Metalío (Sonsonate). La lancha, dijeron en su momento las autoridades, fue encontrada después de que lugareños de Metalío alertaron a la policía que varias personas hurtaban varios paquetes que parecían contener droga. La embarcación, según la policía, supuestamente estaba a la deriva.