Nada. Investigadores suspendieron hasta la otra semana las pesquisas en la hacienda Chanmico, donde según un testigo hay una fosa clandestina.

La Fiscalía General de la República (FGR) no ha logrado encontrar el supuesto cementerio clandestino que, según un testigo criteriado (con beneficios a cambio de dar información), está en la hacienda Chanmico de San Juan Opico, en La Libertad.

El pasado martes, forenses excavaron dos zanjas en el centro de una quebrada que cruza un cafetal para tratar de ubicar los 20 cadáveres que, según el testigo, están enterrados en el sitio.

Ayer, investigadores volvieron a realizar indagaciones en el cafetal. El resultado de ambas exploraciones ha sido el mismo: no hay pistas claras.

El criminalista forense de la FGR, Israel Ticas, dijo ayer que el testigo no ha ofrecido información firme que determine el sitio exacto donde se encuentran enterrados los restos humanos. Según el experto, las declaraciones del hombre han sido muy ambiguas.

El forense señaló que ha decido suspender la búsqueda hasta la próxima semana, a la espera de que el clima mejore y que el testigo revele con exactitud el lugar de la fosa.