Carlos Humberto Represa Álvarez, destacado en la oficina de la Fiscalía General de la República (FGR) de Chalatenango, deberá seguir procesado pero en libertad, así lo decidió el Juzgado Tercero de Paz de Santa Ana.

Represa Álvarez es procesado por los delitos de estafa y simulación de influencias y fue capturado el pasado miércoles en la oficina fiscal de Santa Ana, donde fue interpuesta la denuncia en su contra.

La víctima es un hombre que estaba procesado por lesiones culposas en perjuicio de una víctima de un accidente de tránsito ocurrido el año pasado.

El fiscal procesado le ofreció ayudarle en el caso, indicándole que tenía influencias con el fiscal del caso, incluso simulaba hacerle llamadas telefónicas donde hablaban de arreglar el caso.

A cambio, le pidió $250, dinero que serviría para pagarle a la víctima del accidente de tránsito, que era la cantidad con la que había llegado a un acuerdo, pese a que en el proceso la víctima había solicitado $4,000.

El hombre le entregó $200 y le quedó debiendo el resto, pero el fiscal, al momento de la entrega del dinero restante, le pidió $30 más, para un total de $280.

Pese al pago, la policía con una orden de la fiscalía llegó a incautarle su vehículo, como parte del pago por los daños ocasionados a la víctima del accidente.