El Salvador - Agosto 29, 2015

GD Radio

Fiscal seguirá procesado en libertad

El Salvador
  • El Salvador
  • / Departamentos

Es acusado de pedirle dinero a una persona que era procesada por un accidente vehicular.

12 de Febrero de 2013 a la(s) 6:0 / Juan Carlos Barahona

Carlos Humberto Represa Álvarez, destacado en la oficina de la Fiscalía General de la República (FGR) de Chalatenango, deberá seguir procesado pero en libertad, así lo decidió el Juzgado Tercero de Paz de Santa Ana.

Represa Álvarez es procesado por los delitos de estafa y simulación de influencias y fue capturado el pasado miércoles en la oficina fiscal de Santa Ana, donde fue interpuesta la denuncia en su contra.

La víctima es un hombre que estaba procesado por lesiones culposas en perjuicio de una víctima de un accidente de tránsito ocurrido el año pasado.

El fiscal procesado le ofreció ayudarle en el caso, indicándole que tenía influencias con el fiscal del caso, incluso simulaba hacerle llamadas telefónicas donde hablaban de arreglar el caso.

A cambio, le pidió $250, dinero que serviría para pagarle a la víctima del accidente de tránsito, que era la cantidad con la que había llegado a un acuerdo, pese a que en el proceso la víctima había solicitado $4,000.

El hombre le entregó $200 y le quedó debiendo el resto, pero el fiscal, al momento de la entrega del dinero restante, le pidió $30 más, para un total de $280.

Pese al pago, la policía con una orden de la fiscalía llegó a incautarle su vehículo, como parte del pago por los daños ocasionados a la víctima del accidente.

Quizá te pueda interesar

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.