Crisis. El FMI considera que de momento Guatemala no debe preocupar por las crisis a escala mundial.

El subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Naoyuki Shinohara, calificó ayer de estable la economía de Guatemala, pero consideró que debe aumentar su carga tributaria, que es una de las más bajas a escala mundial.

Desde los Acuerdos de Paz firmados en 1996, que pusieron fin a la guerra interna de 36 años, la trayectoria de Guatemala ha sido notable y ha tenido una estabilidad macroeconómica, destacó.

“Durante los últimos años, la economía global ha tenido problemas pero la de Guatemala ha podido resistir” y para 2013 el FMI prevé un crecimiento del 3.25% y que la inflación se mantenga en el rango de entre 3% y 5%, agregó Shinohara en rueda de prensa en las instalaciones el Banco Central de Guatemala.

El subdirector gerente del FMI sostuvo que la macroeconomía guatemalteca “permanece bastante sólida”, producto de un presupuesto prudente, de un tipo de cambio del quetzal (moneda local) frente al dólar flexible y de la capitalización del sistema financiero.

Shinohara dijo que la reforma tributaria, aprobada en 2012 en Guatemala, es “necesaria para reforzar el crecimiento fiscal, mejorar la infraestructura y preservar la macroeconomía a corto plazo”.

“Está muy bien lo que vemos en Guatemala en materia económica”, pero para lograr un crecimiento y un desarrollo más grande y satisfacer las necesidades sociales, “es importante que sea más alta la carga impositiva”, añadió.

Según el funcionario del FMI, la carga tributaria de Guatemala, que cerró en 8% del Producto Interno Bruto (PIB) de 2012, es bastante baja con la norma mundial.

No obstante, reiteró que la reforma tributaria aprobada el año pasado es el primer paso que ha dado Guatemala para mejorar la recaudación.

Insistió en que el FMI considera que Guatemala debe continuar con el manejo prudente de su macroeconomía y que de momento no debe preocupar por las crisis a escala mundial.