Todo listo El Manchester United visita hoy el Santiago Bernabéu en una final anticipada.

Real Madrid y Manchester United abrirán hoy la eliminatoria más esperada de octavos de final de la Liga de Campeones, una lucha de gigantes con mayor presión para los blancos.

“Es el partido que todos están esperando”, afirmó recientemente José Mourinho, el técnico del Real Madrid.

Y ayer se reafirmó: “Siempre es un privilegio (jugar estos encuentros), no solo cuando ganas. Todos queremos jugar contra grandes equipos, grandes entrenadores y grandes jugadores. Y el Manchester representa todo esto”.

Efectivamente, se trata de un espectáculo mayor entre dos colosos europeos, dos de los equipos con mayores seguidores en todo el mundo y con planteles llenos de estrellas. Y uno de los dos quedará fuera.

El Real Madrid acude a la cita con mayor presión. Mientras el Manchester United es líder destacado en la liga inglesa, su rival fió buena parte de su éxito de la temporada a lo que haga en la Liga de Campeones, pues sus opciones en la Liga española son casi nulas.

Además, el primer partido es en su casa, por lo que está obligado a asumir un papel protagonista si quiere obtener una buena renta para la vuelta en Old Trafford.

También se juega mucho Mourinho, muy criticado esta temporada por la marcha de su equipo. Delante tendrá a su buen amigo Alex Ferguson, con quien comparte el gusto por los vinos caros y el manejo de estrategias sutiles para partidos grandes.

Agarrado al espectacular momento de forma de Cristiano Ronaldo, el Real Madrid parece acudir a la cita en buenas condiciones. Además, tiene sanos a todos sus jugadores importantes, a excepción de la conocida ausencia de Iker Casillas.

Es probable que Mourinho apueste por la alineación que más le gusta; es decir, con Xabi Alonso y Sami Khedira en el eje, más Angel Di María y Mesut Özil en la creación. La delantera quedaría para Cristiano Ronaldo y Karim Benzema.

La principal duda es saber si Pepe está en buenas condiciones para afrontar un partido de esta exigencia después de superar una larga lesión de tobillo. La alternativa es Raphael Varane, dando por segura la presencia de Sergio Ramos.

Es de esperar que no haya otro jugador más motivado que Cristiano Ronaldo. No solo por su conocido gusto por este tipo de encuentros, que tanta atención mundial suscitan, sino porque se enfrentará por primera vez al equipo en el que se hizo estrella y abandonó en 2009 para fichar por los blancos. “La Champions es una competición muy especial para mí. Quiero ayudar al Real Madrid a ganar la décima”, dijo el portugués esta semana.

El Manchester United acude al Santiago Bernabéu apoyado por más de 5,000 seguidores (al menos 1,000 de ellos sin entrada) y con la ilusión de superar al Real Madrid tras caer en las dos últimas eliminatorias jugadas entre ambos (2000 y 2003).

Ferguson tiene a todo su plantel dispuesto y en forma para la cita.

Buena parte de las opciones del United pasan por lo que pueda hacer su pareja estelar de delanteros: Van Persie y Rooney.